•    Venzal reclama a Sánchez una convocatoria urgente del CPFF para abordar los asuntos necesarios para la elaboración de los presupuestos autonómicos y municipales

•    “Sánchez va tarde, sin responsabilidad ni previsión; tiene la obligación de despejar muchas dudas y, entre ellas, aclarar el objetivo de déficit: ¿Los que hemos cumplido vamos a estar en los mismos términos que los que no han cumplido?”

El vicesecretario de Sectores Productivos del PP Andaluz y portavoz adjunto del Grupo Popular en el Parlamento, Pablo Venzal, ha anunciado que el Gobierno de Juanma Moreno “seguirá bajando impuestos” frente a las intenciones del Ejecutivo de Sánchez que pretende subirlos, “todo lo contrario de lo que plantea la sociedad para mantener el empleo, incentivar el crecimiento y crear más riqueza”.

“Subir los impuestos frena el consumo, que es el que genera empleo y riqueza”, ha explicado Venzal, añadiendo que “si se suben los impuestos como quiere hacer Sánchez, se perjudica directamente a la salida de la crisis”. En ese sentido ha recalcado que “sin consumo no hay actividad, sin actividad no hay impuestos, y sin impuestos no se puede financiar las administraciones ni las políticas sociales”.

Para los populares, “lo primero es asegurar los servicios sociales” y “ser eficientes en el gasto”, como se hace con las “políticas acertadas” puestas en marcha por el Gobierno de Juanma Moreno, que en este año y medio ya ha acometido bajadas de impuestos como en el tramo autonómico del IRPF y los de transiciones, sucesiones y donaciones. “Vamos a seguir en esa línea y para el año que viene se bajará otro tramo autonómico del IRPF que va afectar a rentas medias y bajas fundamentalmente”.

CPFF URGENTE PARA PODER ABORDAR LOS PRESUPUESTOS

Venzal ha reclamado al Gobierno de Sánchez una convocatoria urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiero (CPFF) que permita “despejar dudas” sobre los recursos con los que contará la comunidad autónoma de Andalucía y los ayuntamientos para la elaboración de los presupuestos de 2021.

En ese sentido, el popular ha explicado que actualmente “estamos en proceso de formación de los presupuestos del Gobierno andaluz para 2021” que tienen que ser “una herramienta clave para intentar que la situación económica, social y sanitaria en nuestra tierra sea lo más favorable”, por lo que el Ejecutivo de Sánchez “tiene la obligación de despejar muchas dudas, ya que hasta ahora va tarde, sin responsabilidad ni previsión”.

Venzal ha señalado que, pese a que el Gobierno de la Nación “ha planteado la exigencia del cumplimiento de los objetivos de déficit, regla de gasto y estabilidad presupuestaria para las administraciones autonómicas y locales, por otro lado no despeja dudas y no sabemos cómo va a quedar la liquidación de 2019, ni el modelo de financiación para 2021, ni cuáles van a ser las entregas a cuenta, ni tampoco cómo va a quedar el objetivo de déficit”.

“Tampoco se nos ha dicho cómo va a quedar nuestra capacidad de endeudamiento, ni se ha acabado de despejar cómo va a quedar el primer reparto del fondo de 16.000 millones” que el Estado ha puesto a disposición de las comunidades autónomas para gastos derivados de la pandemia, y de cuyo sistema de reparto “Andalucía sale perjudicada pese a tener el 18% de la población” del país.

Además, también ha cuestionado cómo si el objetivo de déficit se hará de forma asimétrica. “¿Los que hemos cumplido vamos a estar en los mismos términos que los que no han cumplido?”, ha preguntado en referencia al cumplimiento de las tres reglas de gastos por parte de Andalucía en el último ejercicio frente a la “complicada situación financiera” que los socialistas dejaron en la Junta de Andalucía.

“El PSOE-A dejó una administración autonómica con muchos compromisos que asumir y una situación financiera complicada, tras incumplir las tres magnitudes de la Ley de Estabilidad en su último año de ejercicio”, en 2018.

“Dejaron unas cuentas donde había más de 34.000 millones de euros de endeudamiento”, así como “pendiente de aplicación operaciones por falta de consignación presupuestaria en el ejercicio 2018 de más de 1.200 millones de euros”, y “un pendiente de pago de más de 4.300 millones de euros”, entre otras cuestiones, según ha relatado Pablo Venzal.