•    Insta al resto de partidos a abandonar las estrategias políticas y a anteponer los intereses de los andaluces y de Andalucía por encima de todo
•    Hace alusión a una encuesta publicada en un diario que refleja que dos tercios de los votantes de PP, Vox y Cs quieren que Juanma Moreno  sea el próximo presidente de la Junta
•    Lamenta que el Gobierno socialista de Pedro Sánchez use los despachos del Gobierno de España para atacar el cambio que han elegido los andaluces
•    Critica que el PSOE haya convertido a Andalucía en la cuna del desempleo, de la corrupción y del clientelismo

El vicesecretario de Organización, Formación y Electoral del PP Andaluz, Toni Martín, ha incidido hoy en la importancia de ponerse a trabajar cuanto antes y en no perder el tiempo para alcanzar lo antes posible un pacto de gobierno y de estabilidad que permita poner en pie el futuro ilusionante de Andalucía y de los andaluces. Por ello, le ha pedido al resto de partidos que abandonen las estrategias políticas y que antepongan el interés de los andaluces por encima de todo porque han sido ellos los que han abierto las puertas para que el cambio llegue a Andalucía.

Martín ha recordado que hace justo una semana que Andalucía vivió una noche histórica en la que los andaluces decidieron que querían un cambio político en nuestra comunidad apostando por un nuevo gobierno distinto al gobierno socialista  que durante cuarenta años no ha sido capaz de sacar a Andalucía de  los vagones de cola e indicadores socioeconómicos de España y de Europa.

En este punto, ha aseverado que durante la campaña electoral el PP lanzó una pregunta que ha convertido estas elecciones es un plebiscito y que era si los andaluces querían que todo siga igual que estos cuarenta años o si lo que querían era un cambio. “En este referéndum ganaron claramente los deseos de cambio. El PP andaluz ha sido y es la única garantía de cambio. Los resultados del pasado domingo recogen que Juanma Moreno  será quien presida el gobierno de la Junta por tener más votos y más escaños que el resto de partidos que han apostado por el cambio político”.

El popular ha señalado que puede que haya partidos decepcionados porque no se hayan cumplido sus expectativas pero ha incidido en que eso es lo que han votado los andaluces que son los que dan y los que quitan razones ya que, según ha dicho,  “lo demás son estrategias de despacho que no tienen sentido y que no van a ninguna parte”.

“Cs puede que no haya visto cumplidas sus expectativas pero eso no se resuelve planteando posibilidades que no tienen razón de ser porque no se apoyan en la voluntad de los andaluces. 26 diputados son más que 21 y toca respetar esa aritmética que es la que los andaluces han decidido”.

En este sentido, Martín se ha referido a la encuesta publicada hoy por el diario ABC en la que se refleja que prácticamente dos tercios de los votantes que el pasado 2 de diciembre votaron al PP, a Cs o a Vox quieren que  el presidente de la Junta sea Juanma Moreno. “Lo quiere la práctica totalidad de votantes del PP y una muy amplia mayoría de Vox e incluso una parte considerable de Cs. Un dato más que relevante es que un 27% de los andaluces que votaron a Cs quieren que el presidente de la Junta sea Juanma Moreno”, ha agregado.

De esta forma, ha subrayado que esta encuesta es un llamamiento a Rivera, a  Marín y a Cs para que dejen de marear la perdiz y oigan lo que están gritando los andaluces para aplicar sensatez y sentido común para que Juanma Moreno sea presidente de la Junta.

“Cs tiene una oportunidad de oro porque en esta campaña ha habido mucho debate con los incumplimientos de palabra de este partido ya que en 2015 dijo que no iba a apoyar al PSOE y han gobernado tras un acuerdo durante esta legislatura. Ahora deben cumplir con su palabra porque en campaña han dicho que respaldarían al PP si tenían un voto más que ellos.  Es hora de que demuestren que tienen palabra”.

De hecho, ha asegurado que no hacerlo sería un suicidio para esta formación porque su electorado no permitiría que con su voto se construya  una muralla insalvable y que este voto sirviese para lo contrario de lo que se anunció.

Martín ha criticado los intentos que hemos visto esta semana por parte del PSOE por aferrarse a la desesperada a un madero en este naufragio electoral llegando a usar los despachos del Gobierno de España para atacar el cambio que han elegido los andaluces. “Se entienden los nervios del PSOE que ve hundirse el régimen socialista andaluz y saben que este naufragio no quedara solo aquí y que el cambio que va a experimentar Andalucía va a tener sus consecuencias en otras comunidades autónomas y en ayuntamientos españoles y andaluces a partir de mayo porque la ilusión que ha despertado la victoria de David sobre Goliat va a llenar Andalucía de alcaldes populares”.

Así, ha destacado la ilusión y el cambio de Andalucía que ha demostrado que no hay murallas insalvables cuando los andaluces dicen que hasta aquí hemos llegado y ha lamentado que el  Gobierno de Sánchez use sus despachos para lanzar mensajes contra voluntad de los andaluces en lo que ha considerado una absoluta perdida de respeto a los votantes.

“El PSOE ha convertido a Andalucía en la cuna del desempleo, de la corrupción y del clientelismo. Los andaluces han dicho que no a todo eso porque están hartos de la utilización de nuestra comunidad por parte de un partido político. El PSOE debe respetar los resultados de las elecciones del 2D. Sánchez tiene que ir mirando fecha para recibir a Juanma Moreno y buscar también los 4.000 millones de financiación que le falta a Andalucía porque va a ser una de las primeras cosas que el nuevo presidente de la Junta le reclame”.

Finalmente, ha afirmado que mañana empiezan las negociaciones para construir un nuevo modelo en Andalucía y ha aseverado que el PP llevará sus cartas boca arriba con temas como la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones,  la creación de 600 mil puestos de trabajo, la eliminación de burocracia inútil, una educación y sanidad dignas, el  fin de las listas de espera….

“El fondo del asunto son los programas y las propuestas y el debate de los sillones se lo dejamos al PSOE y a Susana Díaz”, ha concluido.