•    La Junta ha solicitado hace dos meses el dictamen del Consejo Económico y Social sobre el anteproyecto de Ley de Juventud aprobado en 2014, que ha estado “tres años guardado en un cajón”

•    “El texto tenía únicamente una vocación electoralista. No somos un instrumento político del gobierno socialista”

•    Andalucía lleva 35 años esperando que la Junta apruebe un texto que otras comunidades ya han aprobado, desarrollado y reformado en varias ocasiones

El presidente de Nuevas Generaciones de Andalucía, Kike Rodríguez, ha denunciado hoy el “engaño” de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, a los jóvenes andaluces, a quienes prometió una Ley de Juventud que la comunidad lleva más de 35 años esperando.

El responsable de la formación juvenil del PP en Andalucía recordó que el pasado 22 de diciembre el Consejo Económico y Social aprobó el dictamen sobre el Anteproyecto de Ley de Juventud, un texto al que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía dio luz verde hace más de tres años, en septiembre de 2014; si bien no ha sido hasta el 24 de noviembre del pasado año cuando la Consejería de Igualdad solicitó el dictamen del CES, un paso necesario para completar la tramitación del texto.

Rodríguez denunció que el gobierno de Susana Díaz haya tardado 38 meses en solicitar dicho dictamen, y argumentó que esta “desidia” se debe a las carencias del anteproyecto de Ley, ya que la Consejería sabía que las conclusiones del CES serían “un duro palo para el Gobierno Andaluz”

Dijo que el informe del CES alerta de que el texto del anteproyecto “no presenta elementos novedosos que faciliten el diseño ni la adopción de las medidas necesarias para mejorar la situación de los jóvenes andaluces”, y que se trata de “un compendio de herramientas ya existentes que no van a aportar ninguna novedad”.

Criticó que el texto “discrimine” materias primordiales para la juventud andaluza, como el empleo de calidad o la iniciativa empresarial juvenil: “los gobiernos socialistas andaluces nos han situado en una tasa de desempleo juvenil en nuestra tierra del 46%, según la última EPA, y la presidenta de la Junta se dedica a vender humo”, dijo Rodríguez, quien insistió en que es “inadmisible” que mientras otras comunidades autónomas han tenido varias leyes de juventud, los jóvenes andaluces “llevemos esperando 35 años”.

Hizo mención a la “falta de compromiso presupuestario” que también señala el CES respecto al anteproyecto de ley: “La memoria económica dice que la ley no supondrá un incremento de gasto en el presupuesto”, señaló el presidente de NNGG, quien insistió en que “una ley sin fondos es sólo humo”.

Acusó a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de “engañar a la juventud” por “haber prometido una ley y posteriormente tener el anteproyecto guardado en el cajón más de tres años”. Además, advirtió de que, después de hacerse público el dictamen del CES, “queda claro que la presidenta de la Junta no puede imponer un proyecto que va contra la voluntad de las entidades juveniles, de los ayuntamientos de los jóvenes, que no se sienten representados en el texto”.

Apuntó que además de no atender a las necesidades reales de la juventud en materia de empleo o vivienda, la ley, tal y como está planteada, “supondrá otro retroceso” en las políticas de juventud en Andalucía.

Por ello, instó a que “de manera urgente” el gobierno andaluz abra un “proceso participativo” para lograr un texto consensuado, que aúne las voluntades e inquietudes de la juventud, y que esté centrada en el empleo. En este sentido, recordó que Nuevas Generaciones presentó 30 alegaciones a este anteproyecto de ley. “No aceptaremos una ley que no sirva para solucionar los problemas de los jóvenes, que no reconozca la autonomía del Consejo de la Juventud de Andalucía y que excluya a los ayuntamientos de las políticas de juventud”.

Dijo que queda claro que “la única vocación del texto era electoralista”, y rechazó que los jóvenes andaluces “sean un instrumento político del gobierno socialista de Díaz ante la cercanía de los procesos electorales”. Por el contrario, recordó que el presidente del PP Andaluz, Juanma Moreno, “ha llevado al debate andaluz la iniciativa e inquietudes de los jóvenes andaluces y la “dejadez” del gobierno andaluz, punto en el que recordó el rechazo de PSOE y Ciudadanos a las enmiendas que el Grupo Popular presentó a los Presupuestos de la Junta para 2018 en materia de juventud.

Por su parte, el presidente de NNGG en Cádiz, Fran Moreno, anunció que la formación juvenil se implicará en una campaña para reivindicar la participación de los ayuntamientos en las políticas de juventud, ya que, recordó, “la Junta discrimina a los jóvenes de los municipios más pequeños”. Así, dijo que la convocatoria de subvenciones para entidades locales del Instituto Andaluz de la Juventud para políticas de juventud ha sido de 59.000 euros para toda la provincia, “28 céntimos por cada uno de los 200.0000 jóvenes de la provincia”, ironizó.

A %d blogueros les gusta esto: