• El PP Andaluz denuncia el “rosario de irregularidades” detectado por la Cámara de Cuentas en el ente instrumental de la Junta de Andalucía

• El informe señala contratos de arrendamiento indebidos, duplicidad del convenio laboral, subvenciones no justificadas y carencias de documentación en el proceso de contratación del personal, entre otras irregularidades

• “Estamos ante un ejemplo claro de esa administración paralela que tanto le gusta a la Junta y que utiliza para huir del Derecho Administrativo”, ha dicho el portavoz de Economía del Grupo Popular Andaluz

El portavoz de Economía del Grupo Popular Andaluz, Jaime Raynaud, ha asegurado este domingo que la Junta de Andalucía “está incumpliendo en su fundación Andalucía Emprende la normativa laboral, financiera, de subvenciones y de contratación que obliga a cumplir a las empresas privadas”. Raynaud ha denunciado las numerosas irregularidades detectadas por la Cámara de Cuentas en la Fundación Andalucía Emprende, participada en exclusiva por la Junta de Andalucía y que “forma parte de la Administración paralela del Gobierno de Díaz”.
El informe de la Cámara de Cuentas, de reciente publicación, cuestiona el cumplimiento de la legalidad por parte de la fundación en numerosos aspectos de su actuación, como por ejemplo en la subvención de 3,8 millones de euros que recibió de la Consejería de Economía y Conocimiento, una subvención finalista para la que, según la Cámara de Cuentas, no quedaron suficientemente motivadas las razones de interés público con las que se justificó. “Un ejemplo más de las prácticas habituales de la Junta en la concesión de subvenciones con criterios arbitrarios y al antojo de sus responsables”, ha dicho Raynaud.
El portavoz de Economía del Grupo Popular Andaluz ha puesto de manifiesto, además, el incumplimiento por parte de Andalucía Emprende de las condiciones marcadas por la Consejería de Hacienda para la apertura de una póliza de crédito. “Hacienda condicionó su autorización a que, al final del ejercicio 2015, el saldo máximo de la deuda viva fuera de 0 euros; pero a 31 diciembre 2015, el saldo fue de 2,4 millones”, ha señalado Raynaud, que se ha preguntado también “para qué abrió la fundación una cuenta a plazo fijo de más de 30.000 euros, cuando su obligación es poner el dinero que recibe de las cuentas públicas al servicio de los fines públicos”.
Jaime Raynaud ha subrayado otras irregularidades detectadas por la Cámara de Cuentas, como la aparición de contratos indebidos para el arrendamiento de la sede central de la fundación. “Estos contratos deben contar con la autorización de la Consejería, y por tres veces se ha prorrogado saltándose a la torera ese requisito”, ha afirmado. Además, en 11 expedientes de contratación mediante proceso negociado no consta la negociación sobre las condiciones de los contratos.
Las irregularidades desveladas por la Cámara de Cuentas afectan muy especialmente a la contratación y gestión de personal. Así, se señala que en los expedientes del personal transferido desde las unidades de empleo a la fundación no queda acreditado el cumplimiento de los principios legales de igualdad, mérito, capacidad y publicidad. “En los 311 contratados entre los años 2000 a 2015 no se ha localizado la documentación que indique el proceso de selección utilizado, y, en los 34 expedientes analizados, la documentación facilitada presenta carencias generalizadas de documentación, no consta la experiencia profesional en el 56%, la titulación requerida no consta en el 62% y los estudios complementarios no constan en el 88%”, ha dicho Raynaud.
Jaime Raynaud ha subrayado también el “flagrante incumplimiento de la normativa” al mantener en Andalucía Emprende dos convenios colectivos paralelos desde el 1 de enero de 2009, cuando se incorporaron a su plantilla los contratados de las antiguas unidades de empleo, generándose, ha dicho, “una situación esperpéntica porque implica que haya dos horarios laborales distintos, dos sistemas de clasificación profesional, dos sistemas para cubrir vacantes y hasta sueldos diferentes a trabajadores que hacen el mismo trabajo. Un auténtico caos”.
Raynaud ha recordado que la Junta viene incumpliendo desde hace años el laudo arbitral dictado por la Administración laboral y ratificado posteriormente por el TSJA. “A día de hoy se mantiene esta situación irregular, y se desoye la Proposición no de Ley aprobada por unanimidad el pasado mayo en el Parlamento de Andalucía por la que se instaba al gobierno socialista a cumplir el laudo”, ha afirmado
“La Junta contraviene en Andalucía Emprende todos los principios de funcionamiento y de normativa que ella sí que obliga a cumplir a los privados. ¿Alguien se imagina una empresa privada con dos convenios distintos, y que eso lo permitiera la autoridad laboral dependiente de la Junta?”, ha señalado Raynaud, que ha subrayado que “estamos ante un ejemplo claro y nítido de esa administración paralela que tanto le gusta a la Junta de Andalucía, y que utiliza para huir del Derecho Administrativo”. Raynaud ha denunciado también el “dispendio de los fondos públicos por parte de la Junta, malgastando el dinero de todos en sucesivos recursos ante los que la Justicia ya se ha manifestado nítidamente”.

A %d blogueros les gusta esto: