• Carazo señala que la izquierda quiere “imponer su modelo educativo intentando desprestigiar a los profesores de Religión”
• “Son trabajadores que realizan su función en los centros andaluces y como tales tienen derechos que no son privilegios”

Marifran carazo

Marifran Carazo

La portavoz de Educación del PP en el Parlamento de Andalucía, Marifrán Carazo, defendió hoy “la dedicación y esfuerzo” que realiza el profesorado de Religión en Andalucía y consideró “injustificado el intento de desprestigiar su trabajo” por parte de los grupos de izquierda. Carazo acusó al gobierno andaluz de “imponer su modelo educativo y restar a las familias derechos y libertades que recoge la Constitución Española”.
Carazo reprochó a PSOE, Podemos e IU que llevaran a la Comisión de Educación del Parlamento un debate puramente ideológico en vez intentar solucionar los problemas de los profesores de Religión. Señaló que “son trabajadores que realizan su función en los centros andaluces y como tales tienen derechos que no son privilegios”.
Recordó que en 2015 el gobierno andaluz permitió rebajar el horario de Religión en los centros andaluces de 90 a 45 minutos semanales y que, además, delegó la responsabilidad en los equipos directivos de los centros, creando “situaciones desagradables y enfrentamientos entre compañeros”. Carazo señaló que ambas decisiones fueron rechazadas por el PPA y reprochó a los grupos de izquierda que “utilicen la autonomía de los centros solo cuando les conviene y pisotearla casi siempre”.
La portavoz popular apuntó que el gobierno de la Junta tiene la obligación de habilitar las funciones de estos profesores en los centros andaluces, como han hecho otros territorios.
Señaló que el Ministerio de Educación ha defendido los contratos del profesorado de Religión mientras se abordaba su situación en el marco de la negociación del Pacto Educativo y censuró al PSOE que haya “reventado” esta negociación en el Congreso de los Diputados. Instó a los grupos de izquierda a “animar a sus compañeros en el Congreso a trabajar´” por el acuerdo y no desaprovechar la oportunidad de cumplir el mandato de los ciudadanos.
Carazo concluyó que “no quieren avanzar ni negociar sino imponer su modelo ideológico en la Educación”, por lo que recordó que “los padres y madres tienen derecho a elegir cómo quieren educar a sus hijos”.