• El PP presenta un Plan de Trabajo para la comisión de investigación “ágil y operativo”, y solicitará que se aplique el trámite de urgencia para acortar los plazos
• El dictamen de la Comisión quedaría aprobado en un Pleno extraordinario antes del 29 de enero de 2019 para que los andaluces “conozcan la verdad” antes de los comicios autonómicos de marzo
• El PP pide también las comparecencias de los expresidentes Chaves y Griñán, del consejero de Empleo, Javier Carnero, y del exconsejero Antonio Fernández.

Los diputados del Grupo Popular en la Comisión de Investigación relativa a la gestión de los fondos públicos, encomiendas y subvenciones concedidas a la Fundación Fondo de Formación y Empleo (Faffe), han anunciado hoy que el PP pedirá que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, sea quien abra la ronda de comparecientes, que arrancaría el 26 de octubre próximo.
Así lo han explicado los diputados del PP en rueda de prensa para presentar el Plan de Trabajo que el Grupo Popular ha registrado esta mañana. Ese primer día de comparecencias lo completarían los expresidentes de la Junta, Manuel Chaves y Antonio Griñán, y el consejero de Empleo, Javier Carnero.
El PP ha elaborado un Plan de Trabajo “ágil” y “operativo”, diseñado con el horizonte temporal de unas elecciones autonómicas en marzo de 2019, cuando se agote la legislatura; de manera que el dictamen de la comisión de investigación estaría aprobado en un Pleno Extraordinario que se celebraría antes del 29 de enero.
Para ello, el documento del PP solicita que se aplique el trámite de urgencia a los plazos, “atendiendo a circunstancias de urgentes necesidad conforme a lo previsto en el artículo 52.2 del Reglamento de la Cámara”. Además, se solicitará a la Mesa del Parlamento la habilitación del mes de enero, así como los días necesarios para el desarrollo de los trabajos de la Comisión.
Los populares han defendido la necesidad de “no encorsetar” los trabajos de la comisión, de manera que las solicitudes de comparecencia y de documentación sean presentadas a la vez y no haya que esperar, como en otras ocasiones, a tener la documentación para comenzar la ronda de comparecencias.
En este sentido, recordaron que el Parlamento ha acogido ya numerosos debates en pleno y comisión sobre la Faffe desde el año 2012, y se ha recibido mucha documentación; pero que, pese a ello y a los escándalos publicados en los medios de comunicación referentes al pago en un prostíbulo con tarjetas ‘black’ de la Faffe, la presidenta de la Junta “no se ha posicionado”. “Han utilizado dinero público para explotar sexualmente a mujeres y Díaz no ha dicho ni una sola palabra”, añadieron.
Además, recordaron que la presidenta de la Junta fue la máxima responsable del PSOE de Sevilla, una de las provincias de origen de algunos del “enchufados” del PSOE en la Faffe, como el ex alcalde de Lebrija, Antonio Torres, que estuvo 11 años como empleado de la Faffe sin ir a trabajar. Torres es otra de las personas que el PP también llamará para comparecer en la comisión.
Además, el PP pedirá la comparecencia del ex director gerente de la Faffe, Fernando Villén; de una de las personas nombrada como liquidadora de la Fundación, Ana Vals; y del propietario del club ‘Don Angelo’, en el que se hicieron los pagos con la tarjeta de la fundación.
Asimismo, el PP pedirá la comparecencia del exconsejero de Empleo, Antonio Fernández; de Alejandro Martínez, que elaboró una de las auditorías que la empresa ATD hizo a la fundación; y de los directores territoriales de Andalucía Occidental de Caixabank y de Unicaja, donde se encuentran las operativas bancarias de las tarjetas de las Faffe y cuya información “niega” el consejero de Empleo.
“No es creíble que una entidad bancaria no conteste una petición de la Junta de Andalucía”, dijeron, al tiempo que recordaron que se gastaron, por un lado 15.000 euros en un prostíbulo, y otros 24.000 euros cuyo destino “aún se está intentando averiguar”. Además, se mostraron convencidos de que “de manera extraoficial, la presidenta de la Junta y el consejero de Empleo conocen el desglose de esos gastos”.
El PP considera que el Plan de Trabajo planteado por su grupo es “factible”, y aseguraron que si el PP presidiese la comisión, “ya estaría aprobado y se llevaría a cabo”. En este sentido, instaron a Ciudadanos, que facilitó que el PSOE se hiciese con la Presidencia de la comisión de investigación, a apoyar el Plan de Trabajo presentado por el Grupo Popular.
“Planteamos un Plan de Trabajo para llegar hasta el final, para llegar a la verdad y conocer los nombres y apellidos de los responsables políticos del escándalo de la Faffe”, concluyeron.