•    Kike Rodríguez: “El gobierno de Díaz es un gobierno con el futuro black para los jóvenes andaluces, y por eso más de 20.000 cada año abandonan Andalucía”

•    “Díaz ha optado por un silencio cómplice ante las irregularidades y eso la coloca junto a presidentes como Chaves y Griñán”

•    “Hasta cuándo el único plan de empleo que funcione en Andalucía va a ser el de colocación de los cargos el PSOE”, se ha preguntado

El presidente de Nuevas Generaciones de Andalucía (NNGG-A), Kike Rodríguez, ha asegurado este domingo que Susana Díaz “reparte tarjetas black entre los altos cargos del PSOE mientras a los jóvenes andaluces sólo les da tarjetas de desempleo”, y que “mientras la Junta de Andalucía paga la vivienda a los altos cargos, el 80 por ciento de los jóvenes andaluces no puede emanciparse”.

Rodríguez ha señalado que el gobierno de Díaz “es un gobierno con el futuro black, un futuro negro, para los jóvenes andaluces, como lo demuestra que más de 20.000 cada año tienen que abandonar Andalucía”, y se ha preguntado “hasta cuándo el único plan de empleo que funciona en Andalucía es el de colocación de los cargos el PSOE, y hasta cuándo el único plan de vivienda es el de los altos cargos”.

El presidente de NNGG-A ha denunciado que Díaz “considera normal que cada año más de 734.000 euros se destinen a pagar las viviendas a de los cargos, un 26% más que hace unos años”. “Cuántas oportunidades de los jóvenes se ha fundido la Junta de Andalucía con tarjetas opacas, cuántos fondos de la formación para el empleo de los jóvenes se han desviado, cuántas empresas de la Junta tienen esas tarjetas y, lo que es más grave aún, ¿conocía Susana Díaz la existencia de esas tarjetas?”, se ha preguntado.

Kike Rodríguez ha señalado que la falta de respuesta de Díaz en el reciente Debate de Política General y a las informaciones periodísticas sobre esos hechos “la colocan junto a presidentes como Chaves y Griñán, actuando de forma irresponsable, porque ha optado por un silencio cómplice ante las numerosas irregularidades”.

Rodríguez se ha referido también a la Ley de la Juventud, que ha calificado como “una oportunidad perdida” porque “intenta resolver en dos páginas y medias problemas estructurales tan graves para la juventud andaluza como el empleo y la vivienda”. Esa ley no dará resultado, ha dicho, “porque invertirá menos de 63 euros al año por joven, una cifra ridícula que no va a servir para resolver los problemas”. La Ley supone, ha asegurado, un recorte de 2.000 millones de euros en políticas de juventud.

Kike Rodríguez ha mostrado la disposición de NNGG-A y del PP Andaluz de mejorar la ley, porque “necesitamos una ley ambiciosa”, pero con tres exigencias: medidas concretas en empleo y vivienda, con más presupuesto; garantizar una financiación adecuada para ayuntamientos y entidades; y, por último, una carta de servicios y programas básicos para la juventud “y garantizar su implantación en toda la comunidad autónoma, para que no existan jóvenes de primera y de segunda en cuanto a la disponibilidad de los servicios”.

Rodríguez ha denunciado que el gobierno de Díaz “ha cronificado el abandono de la juventud, y esos daños afectan a la economía, pero también tienen efectos en la salud, en la convivencia y, en definitiva, en la democracia”. “Le pedimos a la señora Díaz que rectifique, para que tengamos no un futuro black sino un futuro esperanzador”.

El presidente de NNGG-A ha afirmado que “ese futuro esperanzador llegará con un nuevo gobierno del PP Andaluz y de Juanma Moreno, un nuevo estilo de gobierno que abrirá las puertas al futuro en lugar de restar oportunidades a los jóvenes”.

A %d blogueros les gusta esto: