• El portavoz del PP en el Parlamento no entiende las críticas de Díaz al superávit de las comunidades y pregunta si prefiere el modelo socialista de la deuda, el déficit y los ERE
• Duda de que a Sánchez le “conmuevan” la cifras de contagiados y fallecidos y ve un escándalo que hubiese que esperar al 14F para que diera más margen a las comunidades autónomas
• “En España tenemos el gobierno más opaco de nuestra democracia reciente”, dice, y reclama más información a Andalucía sobre los criterios y cuantías de reparto de los fondos europeos

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular Andaluz, José Antonio Nieto, ha mostrado hoy su sorpresa ante las críticas del partido socialista al modelo presupuestario y económico de Juanma Moreno, tras conocerse que el cierre provisional del ejercicio de 2020 por parte de la Junta de Andalucía se hace sin incurrir en deuda ni déficit, y cumpliendo  la regla de gasto que exigen a las CCAA tanto la Unión Europea como el propio Gobierno de España, además de la cifra de superávit a mes de noviembre de 2020.

Nieto ha resaltado que el Gobierno de Juanma Moreno “cumple nuevamente” con todas las reglas de gasto, lo que ha permitido la “mayor inversión en derechos básicos como sanidad, educación y servicios sociales”, y al mismo tiempo que se bajen impuestos; y ha dicho que el PSOE demuestra estar “desnortado”, si insiste en esa línea de oposición.

Frente a ello, Nieto ha contrapuesto el modelo de los gobiernos socialistas, poniendo como ejemplo las cuentas andaluzas de 2018, con las que Susana Díaz y María Jesús Montero “incumplieron las tres reglas de gasto” pese a que, además, fueron unos presupuestos “míseros en sanidad, míseros en educación y míseros en servicios sociales”.

Por ello, el portavoz parlamentario ha preguntando “cuál es la alternativa” que plantea el PSOE y si “prefieren pasar al modelo de Griñán, Montero o Aguado, volver a lo que ocurrió con los ERE y la Faffe”.

“Cuanto más insistan en comparar el modelo del PSOE con el del PP, los andaluces lo tendrán cada día más claro, el nuestro es un gobierno que administra bien los recursos que les da los andaluces frente a los gobiernos socialistas, que derrochaban y dedicaban esos recursos a lo que no debían, como hizo el PSOE en Andalucía”.

AJUSTE EN LAS ENTREGAS A CUENTAAdemás, Nieto ha animado al PSOE-A a apoyar a

Andalucía “a evitar que el Gobierno de España le reclame a la Junta la diferencia en las aportaciones a cuenta que se han realizado en el año 2020”, ya que, evitándolo, “Andalucía podría disponer de miles de miles de euros para mejorar los servicios”.

Sin embargo, “si se hace efectivo ese anuncio del Gobierno de España, Andalucía lo va a pasar mal como en años anteriores, teniendo que hacer nuevamente un sobreesfuerzo”. Al respecto, ha explicado que ya “se perdieron 10.000 millones en la sanidad por los recortes que hicieron los gobiernos socialistas para devolver esa diferencia en los pagos a cuenta que hizo el Gobierno de España”.

A SÁNCHEZ NO LE CONMUEVEN LAS CIFRAS DE LA PANDEMIA

Por otra parte, el portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía ha insistido en la necesidad de que el presidente del Gobierno “reaccione” y amplía la capacidad de las comunidades para tomar medidas en la lucha contra la pandemia, como la ampliación del toque de queda.

Se ha preguntado “qué más tiene que pasar para que Sánchez muestre sensibilidad”. “Dudamos de que Sánchez se conmueva y reaccione”, dijo, al tiempo que consideró escandaloso que “tuviésemos que esperar al 14F –fecha de las elecciones catalanas- para que el presidente del Gobierno tome una decisión en ese sentido”.OPACIDAD EN LOS FONDOS EUROPEOSHa

apoyado las críticas del presidente del PP, Pablo

Casado, quien ha denunciado esta mañana en el Congreso la opacidad del gobierno de Sánchez sobre un informe del Consejo de Estado crítico con la gestión que está haciendo el gobierno de España con los fondos europeos.

“Tenemos el gobierno menos transparente y más opaco de nuestra democracia reciente”, dijo Nieto, quien advirtió de la “enorme concentración de poder” que supone para el ejecutivo de Sánchez tener la gestión íntegra de esos fondos, mientras otras administraciones, como los ayuntamientos o las comunidades autónomas, siguen sin disponer de las cuantías o los criterios de reparto, punto en el que criticó que Cataluña, con un PIB más alto que Andalucía, reciba más fondos que nuestra comunidad.