• El portavoz del PP en el Parlamento pide a la oposición unidad política con el resto de partidos para defender la autonomía, como ocurrió el 4D y en el Pacto de Antequera
• Subraya que el proyecto político de Juanma Moreno ha devuelto la ilusión por Andalucía en las peores circunstancias”

El portavoz del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Nieto, ha subrayado que el proyecto político de Juanma Moreno en el gobierno andaluz “ha devuelto la ilusión por Andalucía en las peores circunstancias”, y ha destacado que el cambio político en la comunidad, del que se cumplen dos años, ha sido una “revolución” con un gobierno en la Junta “responsable, eficaz y que cumple su palabra”.

Durante la sesión de control al gobierno en el Pleno del Parlamento de Andalucía, Nieto ha recodado que esta semana se cumplen, además de los dos años de la celebración de las últimas elecciones autonómicas, 43 años de la histórica manifestación del 4D de 1977; 42 años del Pacto de Antequera, el 4 de diciembre de 1978; así como el aniversario de la ratificación en referéndum de la Constitución Española.

De todas estas efemérides el dirigente popular destacó su “trascendencia” para Andalucía y para la “defensa de la libertad y la autonomía”, así como la “unidad política”, que reclamó ahora a la oposición para superar la crisis derivada de la pandemia del Covid19.

José Antonio Nieto dijo que “tras 37 años de gobierno ininterrumpidos del PSOE se había llegado al agotamiento extremo”, porque los andaluces “habíamos pasado de la expectación de los primeros años al desencanto mientras los gobiernos socialistas pasaban de la ilusión a la monotonía, de la superación al conformismo, y del servicio público a servirse de lo público”.

Apuntó que esta situación “acabó de forma radical, plural y democrática el 2 de diciembre de 2018” con el cambio político, que ha permitido, aseveró, “bajar impuestos, gestionar los recursos públicos de manera eficiente, confiando en la sociedad y apostando por las empresas y los autónomos”; además “desde la defensa de los derechos públicos como nunca antes se había hecho”, como demuestra, resaltó, que los presupuestos andaluces vayan a destinar hasta el 7% del PIB a sanidad o el 5% del PIB a Educación.

“Eso es cumplir con la palabra y demostrar que había otra manera de gobernar Andalucía con un proyecto diferente que ha traído nuevas ilusiones”, concluyó.