• El portavoz del PP en el Parlamento cree que el PSOE “tardará mucho tiempo en volver a tener opciones de gobierno en Andalucía” porque “su problema no es de personas, sino de proyecto”
• Exige al Gobierno de España que tome una decisión sobre la vacuna Astrazeneca para que “las comunidades no tengan miles de vacunas guardadas en la nevera”

El portavoz del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Nieto, ha subrayado hoy que “Andalucía tiene una oportunidad histórica” con las reformas que está poniendo en marcha el gobierno andaluz para reactivar la economía, pero lamentó que el Gobierno de España “no está sabiendo estar a la altura del trabajo de la Junta ni de las necesidades de los andaluces”.

Durante la sesión del control al gobierno en el Pleno del Parlamento de Andalucía, Nieto recordó que junto a la lucha contra la pandemia, el gobierno andaluz está aprobando medidas para defender el empleo y a los autónomos, atraerla inversión y fortalecer la economía.

“En diciembre de 2018 los andaluces votaron cambio y hoy ven que ese nuevo modelo de gobierno de Juanma Moreno da resultado frente a los anteriores “malos gobiernos que no conseguían resolver los problemas de nuestra tierra”, dijo Nieto, quien apuntó que “el cambio también se reclamaba al resto de partidos”.

No obstante lamentó que el principal partido de la oposición “no sepa ver la realidad ni escuche a la gente, y sólo se dedique a hablar con el argumentario de Moncloa”. “El PSOE ha perdido el pie y no está en la realidad”, dijo.

En este sentido, dijo que el PSOE aún no ha sabido entender el mensaje de las urnas porque “no se puede pedir el voto –en referencia al proceso de primarias de los socialistas andaluces- diciendo que es para volver al pasado”. “Gane quien gane –las primarias- el PSOE va a tardar mucho tiempo en tener opciones de gobierno en Andalucía, porque su problema no es de personas ni de liderazgos, sino de proyectos”, apostilló.

Por último José Antonio Nieto defendió los planes de vacunación puestos en marcha por el gobierno andaluz y exigió al Gobierno de España que tome una decisión sobre la vacuna Astrazeneca, para que las comunidades no tengan “miles de vacunas en el congelador”, lo que impide, por ejemplo, que “miles de profesores puedan recibir la segunda vacuna”.