•    Moreno define los “tres ejes” de la hoja de ruta de la reactivación y asegura que Andalucía tiene un futuro más que esperanzador

•    Pide al Gobierno de España que atienda las demandas de la comunidad: “España no puede salir si no sale Andalucía”

•    Critica la actitud “ruin” de Susana Díaz, que “no está a la altura de las circunstancias”

El presidente del PP Andaluz y presidente del gobierno andaluz, Juanma Moreno, ha manifestado hoy que “Andalucía tiene un futuro más que esperanzador” y ha recordado que “el PP es un partido forjado en la adversidad, todo lo hemos conseguido con esfuerzo y sacrificio”; y que hoy, desde el gobierno andaluz, “asumimos nuestra responsabilidad para liderar la salida de la crisis” de la Covid-19 “con un plan riguroso para la reactivación de Andalucía”.

Durante su intervención en la clausura de la Junta Directiva Autonómica que el PP Andaluz ha celebrado esta tarde en Jaén, Juanma Moreno ha lanzado un mensaje de optimismo para afrontar la recuperación socioeconómica de la comunidad tras la pandemia, pero también ha llamado a la prudencia y la responsabilidad.

Moreno ha sido realista al reconocer que Andalucía tiene por delante una etapa “difícil”, por lo que no ha dejado de hacer llamadas a la prudencia para evitar rebrotes. “Debemos mantenernos en guardia ante una enfermedad que sigue entre nosotros”, ha subrayado, punto en el que ha mostrado su “orgullo por el comportamiento ejemplar, digno y valeroso del pueblo andaluz”.

Un comportamiento que, dijo, “ha hecho saltar por los aires todos los tópicos que hemos tenido que cargar los andaluces durante años desde fuera de nuestra tierra”, y una “actitud modélica” que animó a mantener una vez terminado el estado de alarma “para no dar pasos atrás”.

20.000 PROFESIONALES SANITARIOS Y MEJORES INFRAESTRUCTURA

Juanma Moreno ha defendido la gestión del gobierno andaluz durante la crisis sanitaria y ha reiterado que “siempre estaremos en deuda con los profesionales sanitarios”, a quienes ha atribuido que, “han reforzado la imagen de Andalucía”, gracias también a la actitud de los andaluces y la “anticipación” de la Junta. “Ha quedado claro que en Andalucía hay un gobierno serio no como otros -en referencia al gobierno de Pedro Sánchez- que se ha autoenmendado todos los días”, apuntó.

Anunció que el gobierno andaluz va a contratar a 20.000 profesionales sanitarios para reforzar el sistema público de salud, además de mejorar las infraestructuras sanitarias en la comunidad. Además, explicó que se ha “reprogramado todo el presupuesto para sacar adelante un fondo de 700 millones para estímulo económico a las empresas y la creación de empleo”, lo que será posible gracias a que “en un año y medio de gobierno hemos pasado de ser la comunidad que incumplía todas las reglas de gasto con los gobierno del PSOE a ser la única que las cumple todas, y la primera en aprobar sus presupuestos, los más expansivos de la historia de Andalucía”.

UNA HOJA DE RUTA CON TRES EJES FUNDAMENTALES

En este sentido, explicó que la “hoja de ruta” del gobierno andaluz actuará en tres ejes fundamentales: sanidad, educación y economía.

Respecto a la sanidad, dijo que el gobierno andaluz “reforzará” el sistema público de salud “frente e la herencia de recortes, ajustes y maltrato a los profesionales sanitarios” por parte de los anteriores gobiernos socialistas, atendiendo a la necesidad de “dignificar los profesionales e incorporar infraestructuras fundamentales”.

En Educación, recordó también que la “herencia” que dejó el ejecutivo anterior es la de una inversión por alumno en penúltimo lugar entre las comunidades, por lo que afirmó que el gobierno del cambio “está trabajando para recuperar esa falta de recursos de tantos años y preparar el inicio de curso en una situación complicada, con realismo y sin demagogia”.  Además, valoró que el Consejo de Gobierno haya atendido una demanda histórica de los docentes al aprobar el anteproyecto de ley que les reconoce como autoridad pública.

En cuanto al tercer eje, el económico, dijo que “necesitamos recuperar todo lo que se ha perdido en estos cuatro meses de parálisis absoluta y paliar el daño terrible a nuestro sistema productivo, especialmente a pymes y autónomos”, para quienes anunció “paquetes de estímulo” en los que el gobierno andaluz ya está trabajando.

SÁNCHEZ TIENE QUE ENTENDER QUE ESPAÑA NO SALE SIN ANDALUCÍA

Aseguró que la actitud del gobierno que preside es “propositiva y beligerante” con la creación de empleo y la reactivación de Andalucía “sin trincheras ideológicas y buscando siempre el interés de todos los andaluces”.

En este sentido, agradeció la colaboración mostrada por el resto de instituciones andaluzas, en especial los alcaldes y alcaldesas de la comunidad, pero recordó que “necesitamos el compromiso del Gobierno de la Nación”.

“Hace falta que el gobierno entienda que España no puede salir si no sale Andalucía, y para eso nos tiene que apoyar”, manifestó. Así, algunas decisiones adoptadas por el ejecutivo de Sánchez, como el reparto de los 16.000 millones de fondos Covid para las autonomías “sin tener en cuenta a los 8,5 millones de personas que viven en Andalucía”; los 200 millones para políticas activas de empleo “que los andaluces necesitan ahora más que nunca, especialmente los ayuntamientos”; o la no devolución del IVA de 2017 “que los andaluces hemos pagado”.

RECLAMA ALTURA  POLÍTICA A SUSANA DÍAZ

Por ello, recordó a los socialistas andaluces que “han tenido el honor de dirigir la comunidad hasta hace 18 meses” y les reclamó “lealtad institucional”: “nos hubiera gustado que la señora Díaz hubiese antepuesto el interés general de Andalucía a cualquier otro. Me entristece que quien ha tenido la responsabilidad de gobernar Andalucía no ha querido estar a la altura de las circunstancias”, afirmó.

Así, criticó la “actitud claramente ruin con los intereses de Andalucía” al referirse al recurso presentado por los socialistas al TC contra el decreto de simplificación de la Junta, al boicot a la tarjeta monedero o al “portazo” a la comisión de recuperación en el Parlamento. “Presentar recursos contra iniciativas que van en beneficio de los andaluces y hacer que un senador de Valencia o Cataluña firme recursos contra los intereses de Andalucía; o imponer a los alcaldes una estrategia de partido para que sus vecinos no puedan beneficiarse de ayudas de la Junta; pegar un portazo en el Parlamento por una cuestión de sillones, no es el ejemplo”, apuntó.

No obstante, dijo que “si quieren sumar, aquí estamos con las puertas de par en par, dispuestos a dialogar” porque que lo que demandan los andaluces en estos momentos es que “nos olvidemos de siglas y que pensemos en las personas”.