• El presidente del PP Andaluz dice que las críticas de la Junta a los PGE no tienen credibilidad: “La principal castigadora de Andalucía de llama Susana Díaz”
• Sobre la reunión entre Díaz y Rajoy: “He intermediado porque estoy convencido de que es mucho más fructífero para los andaluces el diálogo que la confrontación”

El presidente del Partido Popular Andaluz, Juanma Moreno, ha afirmado esta mañana que su “motivación” de cara a las próximas elecciones autonómicas es “salir a generar una mayoría de ilusión y entusiasmo con el apoyo de los andaluces al proyecto del PP tras 40 años de gobiernos del PSOE”.  “Es hora de una alternativa, de un nuevo gobierno y una nueva forma de entender la gestión de Andalucía, y el único partido que puede ser alternativa es el PP Andaluz”.
Moreno se ha manifestado así en una entrevista este mediodía en Canal Sur Televisión, donde dijo que “los andaluces están sufriendo la gestión del socialismo en nuestra tierra en sanidad, en educación y en empleo” y que a pesar de llevar cuatro décadas al frente de la Junta, el PSOE “no ha conseguido que Andalucía esté en el lugar que le corresponde” y “ha perdido la ambición y la ilusión”.
Recordó que el Partido Popular ya fue la fuerza política más votada en Andalucía en los últimos comicios –las elecciones generales de Junio de 2016-, punto en el que defendió la “fortaleza” del partido en Andalucía frente a una hipotética subida de otras fuerzas políticas en la comunidad: “somos un partido fuerte, entroncado y enraizado con la sociedad andaluza, con responsabilidad de gobierno en muchos municipios importantes”, dijo Moreno. No obstante, se mostró partidario de “buscar alianzas con otras siglas políticas” en caso de que no lograse una mayoría suficiente para gobernar en solitario.
Sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo para tener el apoyo de Ciudadanos a un gobierno del Partido Popular en la Junta de Andalucía, dijo que “si hubiese una suma que posibilitara el cambio político habría que estudiarla con responsabilidad”, y que “no concibe que un partido que se presentó bajo el slogan del cambio haya sido el sostén de 40 años de las mismas políticas socialistas y los mismo problemas”.
PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO
Sobre el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para Andalucía, dijo que hay un dato “objetivo”, que es el aumento de las inversiones en la comunidad un 28%. Agregó que hay tres millones de andaluces que van a salir directamente beneficiados con este presupuesto, especialmente el millón de pensionistas que tienen rentas y pensiones más bajas y que las verán incrementadas.
Dijo que la Junta no puede “negar esta realidad” y que la presidenta de la Junta debe “reconocer el esfuerzo” del Gobierno de la Nación en Andalucía, al ser “la comunidad que más recursos recibe y donde más sube la inversión, además de haber recibido 41.000 millones de auxilio financiero cuando la Junta estaba hasta el cuello, que ha permitido al gobierno andaluz un ahorro de 7.000 millones en intereses”.
En este sentido, dijo que las críticas de la presidenta de la Junta a los presupuestos “no tienen credibilidad”, no sólo porque “niega la realidad”, sino porque “su gestión no es eficiente”: “El año pasado Díaz dejó de gastar 1.700 millones en inversiones productivas y en los últimos años la Junta ha dejado de invertir más de 3.000 millones en políticas activas de empleo. No es capaz de gastar el dinero de que dispone”.
“La principal castigadora de Andalucía se llama Susana Díaz Pacheco”, apostilló.
REUNIÓN CON RAJOY SOBRE FINANCIACIÓN AUTONÓMICA
Preguntado por la reunión que mantendrán la próxima semana la presidenta de la Junta y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre financiación autonómica, subrayó que “siempre es mucho más fructífero para Andalucía el diálogo y los puntos de encuentro que la confrontación”, por lo que dijo que “confía” en que se alcancen acuerdos positivos para Andalucía y que por ello ha “intermediado” para que el encuentro se produzca de manera fluida.
Resaltó el apoyo del PP al documento de financiación junto a PSOE, IU y Podemos en el Parlamento de Andalucía, y subrayó que el acuerdo sobre el nuevo modelo “debe hacerse entre las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera” y con el voto de los partidos en el Congreso de los Diputados a la Ley Orgánica, lo que precisa, a su juicio, “el apoyo del PSOE”.
Recordó que la posición de los socialistas valencianos y baleares es “contraria” a los intereses de Andalucía y reiteró la necesidad de que los socialistas encuentren una posición común: “Ahora se han dado cuenta de que el modelo que aprobó Zapatero con ERC era malo para Andalucía; para cambiarlo hace falta un pacto entre los dos grandes partidos que gobiernan en la mayoría de las comunidades”, insistió.
CASO ERE
Sobre el juicio de la denominada ‘pieza política’ del caso ERE, en el que comenzarán a declarar esta semana los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, dijo que “es la propia Junta de Andalucía la que habla de corrupción y de menoscabo de fondos públicos en el documento que mandó al Tribunal Constitucional”. Recordó que en este caso hay hechos como ayudas por valor de 9 millones de euros a un hermano de un expresidente autonómico, “una cantidad nada despreciable”.
Así, manifestó que mientras hay otros asuntos que están levantando una gran “polvareda” mediática, en Andalucía “hablamos de más de 800 millones de euros” de ayudas de los ERE, donde “ha habido una situación lesiva para el conjunto de los andaluces que conllevan responsabilidades” en el ámbito de la Justicia.