• El portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Popular reprocha al consejero los “bandazos” de la Junta y exige que “despeje las dudas” sobre el calendario de presentación de los presupuestos
• Exige diálogo con los partidos para poder aprobar las cuentas antes de que acabe el año y “más ambición” para evitar que continúe la “divergencia” de Andalucía con otras regiones

El portavoz de Hacienda del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Miranda, ha alertado de que “los Presupuestos de la Junta para 2019 van a consolidar el agravio fiscal de los andaluces” y ha exigido al gobierno andaluz que haga un “esfuerzo” para “dialogar” con los partidos y “demostrar capacidad de acuerdo” toda vez que el PSOE no tiene mayoría absoluta para aprobar el presupuesto en solitario.

“No se puede consolidar el agravio fiscal ni las mismas políticas de hace 40 años que nos han llevado a los últimos puestos de las regiones de Europa”, dijo el diputado popular, quien preguntó si en esa política presupuestaria de consolidación también entra “consolidar el impuesto de sucesiones y donaciones”. En este sentido, recordó que en Andalucía, si un padre le da a su hijo, parado y con tres hijos a su cargo 10.000 euros “para salir del bache”, tiene que pagar este impuesto.

Miranda hizo estas declaraciones durante la comparecencia del consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano, a propuesta del PP, para explicar los trabajos que están llevan a cabo el gobierno andaluz de elaboración de los presupuestos de la Junta para 2019.

Criticó los “bandazos” del gobierno de Díaz sobre los presupuestos y la “incertidumbre” que está generando la falta de claridad de la Junta, “que un día habla de prórroga y otro pone como hecha el 31 de octubre”. “Esperamos que los presupuestos estén en plazo”, dijo Miranda, quien insistió en el “error” que supondrá “consolidar la política tributaria de la Junta”.

“No puede ser que los andaluces tengamos que pagar más impuestos que otros ciudadanos cuando tenemos el mismo derecho al acceso a los servicios públicos”, dijo; al tiempo que explicó que mientras en Andalucía el tipo máximo del IRPF es del 25,5% en Madrid es del 21%, cuatro puntos y medio menos. Además, llamó la atención sobre que tanto el PSOE como Ciudadanos en Andalucía hayan subido los impuestos a quienes ganan más de 60.000 euros al año, pero la ministra Montero rechace adoptar esa misma medida a nivel estatal.

Reclamó “mayor ambición” en la elaboración de los presupuestos para “cambiar la divergencia por la convergencia”, y evitar que haya rentas que se vayan a tributar a otras comunidades con más ventajas fiscales.

“Después de 40 años se siguen aplicando las mismas políticas fracasadas en lugar de aquéllas que han demostrado su éxito. No se puede desaprovechar un instrumento de convergencia tan importante como los presupuestos autonómicos”, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: