•     “El Tribunal de Cuentas ha puesto en evidencia al gobierno de Susana Díaz y Montero, que fue el que menos invirtió por habitante en la sanidad pública andaluza”

•    “Los socialistas siempre han presupuestado grandes cantidades que luego no ejecutaban, tanto en una sanidad que dejaron en la UCI como en una educación que tenían abandonada”

•    “Juanma Moreno logra una reivindicación histórica con la educación en Andalucía, destinarle un 5% del PIB, más que ningún otro gobierno en la Junta”

La vicesecretaria de Sociedad del Bienestar del Partido Popular Andaluz, Ana Mata, ha señalado que “los grandes servicios de los que ha presumido el PSOE en estas cuatro décadas han sido realmente un gran fraude a todos los andaluces”, como ha ocurrido con la educación y la sanidad, “pilares fundamentales de la sociedad andaluza”.

Así lo ha denunciado Mata tras conocerse un informe del Tribunal de Cuentas que certifica que el gobierno de Susana Díaz, con María Jesús Montero como consejera de Hacienda, “fue el que menos invirtió por habitante en la sanidad pública de Andalucía”.

“En nuestra comunidad hemos sufrido esos engaños en la educación, completamente abandonada y castigada por los gobiernos socialistas, y en la sanidad, a la que el último gobierno de Susana Díaaz dejó en la UCI, sin olvidarnos de ese medio millón de andaluces que los socialistas ocultaron en las listas de espera”. Ahora, “conocemos además esta certificación del Tribunal de Cuentas que pone en evidencia la gestión de Susana Díaz y Montero, que invirtieron menos que cualquier otro gobierno”.

“Es una muestra más de los engaños socialistas con los pilares fundamentales de la sociedad andaluza, porque el PSOE siempre se ha dedicado a enarbolar banderas ideológicas con las que a la hora de la verdad no cumplía, ya que presupuestaba grandes cantidades para sanidad y educación que después no ejecutaba”.

Con el cambio andaluz, la situación ha cambiado por completo. Así lo ha mostrado Mata aprovechando la celebración del Día Internacional de la Educación, “un derecho esencial que una vez más defendemos y apoyamos desde el Partido Popular”.

“Desde que Juanma Moreno llegó al Gobierno andaluz, y en sólo dos años, el Partido Popular ha hecho historia en la educación en Andalucía, porque ha sido el gobierno que más destina a la educación pública andaluza, como nunca antes se había hecho en casi cuatro décadas de gobiernos socialistas”.

Así,  Andalucía destinará una cifra histórica para la educación, el 5% de su PIB, “cumpliendo una reivindicación histórica pese a estar inmersos en una crisis que nadie esperábamos con la del coronavirus, que tiene a todas las administraciones con la preocupación puesta en ella”.

Mata ha resaltado que el Gobierno de Juanma Moreno ha aumentado un 16% el presupuesto educativo para 2021, superando por primera vez en la historia de Andalucía los 4.000 euros de inversión por alumno y llegando a 4.200, un 11% más que al empezar esta legislatura. “En dos años se han desarrollado 1.300 iniciativas con una inversión récord de 13.500 millones para impulsar un modelo educativo más moderno y de calidad, como merecemos los andaluces”.

La vicesecretaria, que ha agradecido “el compromiso, el trabajo y el esfuerzo de los docentes, que protegen de sus vidas y las de sus alumnos”, ha valorado también la ampliación de la plantilla a 130.000 docentes sostenidos por la Junta, siendo 109.000 de ellos del sistema público, la mayor cifra logrando en Andalucía.

Igualmente ha destacado el “cumplimiento” con la educación concertada, “dando respuesta a demandas históricas del sector” y “apoyando desde el primer minuto el derecho de los padres a elegir libremente la educación de sus hijos, se ha incrementado también esta partida”.

Respecto a ello, ha afeado la intención de los socialistas andaluces de pretender a través de una PNL que el Parlamento andaluz respalde la Ley Celaá “que nace del sectarismo y a espaldas de la comunidad educativa, y que ataca frontalmente a la libertad de los padres a elegir la educación de sus hijos, a la educación concertada, a la educación especial y también a la educación pública”.

Por ello, Mata ha acusado al PSOE de usar la educación como arma de confrontación política en lugar “de entenderla como lo que es, un derecho esencial de los andaluces”. Precisamente por “esa visión completamente errónea, tanto socialistas como comunistas se negaron aquí en Andalucía a escuchar y apoyar el Pacto Social de la Educación cuyo grupo de trabajo hizo una importantísima labor en nuestro Parlamento con la participación de más de 80 personas, entre expertos, docentes y estudiantes”.

“Al PSOE, ni educación ni sanidad le han importado nunca más allá de poderlas usar como armas políticas, y así lo ponen de manifiesto sus gestiones en la Junta. Esa etapa negra terminó, y ahora todos los esfuerzos del Gobierno de Andalucía están volcado en hacer de la educación y la sanidad unos servicios de calidad a los andaluces”.