•    “Este escándalo es aquí y ahora, porque es en este momento cuando Díaz y el PSOE andaluz se están resistiendo a facilitar las pruebas de este caso”

•    Indica que el escándalo de la Faffe es el retrato del estilo cortijero con el que el PSOE ha gobernado Andalucía durante décadas

•    Explica que a los 200  enchufados del PSOE en la Faffe se les conocía como “los satélites”, porque dedicaban la mayor parte de su tiempo a dar vueltas

•    Afirma que cuánto más tiempo oculte Díaz la información relacionada con este asunto, más responsable será de este escándalo de corrupción

El vicesecretario de Organización, Formación y Electoral del PP Andaluz, Toni Martín, ha afirmado esta mañana que la resistencia de Susana Díaz a mostrar los movimientos de las tarjetas ‘black’ de la Faffe pueden llevar a sospechar que estas pruebas hayan podido desaparecer, al mismo tiempo que le ha exigido que “saque a la luz estos movimientos y que aclare cuánto dinero se gastó en restaurantes, hoteles y clubes de alterne, o que aclare si esos documentos han sido quitados de en medio”.

Martín ha recalcado que el escándalo de la Faffe es aquí y ahora, porque es en este momento cuando Susana Díaz y el PSOE andaluz se están resistiendo a facilitar las pruebas del caso por lo que le ha exigido a Díaz que saque a la luz los movimientos de las tarjetas de la Faffe, aclarando cuánto dinero se gastó en restaurantes, fiestas, ferias y clubes de alterne. “No queremos ni imaginar que ante la más que posible evidencia de delitos que contengan esas pruebas, alguien, para rematar la faena, haya tenido la tentación de hacerlas desaparecer”.

Ha instado a Díaz a que diga a los andaluces la verdad porque “cuanto más tarde en sacar esos documentos o en decir si han desaparecido, más responsable será de un escándalo de corrupción que avergüenza a todos los andaluces”.

El popular ha argumentado que el escándalo de la Faffe es el retrato del estilo cortijero con el que el PSOE ha gobernado Andalucía durante décadas. “La Faffe es ejemplo de la falta de respeto a las normas, sin respeto a la Ley, sin respeto si quiera a la más mínima vergüenza, donde la desvergüenza campaba a sus anchas y quemaba el dinero de los parados andaluces en clubs de alterne, en fiestas y ferias, en una estructura donde lo común eran amiguetes del socialismo andaluz que entraban en este organismo por la cara y se dedicaban al dulce placer de no hacer nada”, ha añadido.

Ha aseverado que este escándalo se ha convertido en un gran agujero negro para la Junta de Andalucía y para el PSOE andaluz, un agujero negro y opaco como las tarjetas que están tapando porque, según ha dicho, “saben que fueron utilizadas para pagar servicios de prostitución en un club de alterne de Sevilla”.

El vicesecretario popular andaluz ha incidido en que lo que se ha descubierto es una red descomunal de enchufismo que puede suponer que en la Faffe se colocaron a más de 200 personas vinculadas de alguna manera con el socialismo andaluz y sus amiguetes. “Hijos, sobrinos, hermanos, cuñados, maridos, esposas, y por supuesto exalcaldes y excargos socialistas de todo tipo. La Faffe fue la agencia de colocación de la gran familia del PSOE andaluz”.

Además, se ha referido a un dato que, según ha afirmado, “podría resultar gracioso si no fuera porque esconde todo el abuso y el sectarismo del PSOE andaluz” y es que ha explicado que, según el atestado de la UCO, a los 200  enchufados del PSOE en la Faffe se les conocía como “los satélites”, porque al parecer dedicaban la mayor parte de su tiempo a dar vueltas.

Asimismo, ha insistido en que se ha constatado la facturación de más de un millón de euros a empresas de un cuñado del presidente de la Faffe en conceptos que nada tenían que ver con su naturaleza. “Sencillamente, creaba las empresas y automáticamente se le encargaba lo que fuese, sin ningún control administrativo”.

También ha apostillado que es especialmente sangrante la posible utilización de la Faffe para pagar favores en la moción de censura que tuvo lugar en el municipio sevillano de Camas, que dio la alcaldía al PSOE, y de la que hay que recordar que el concejal tránsfuga que la propició acabó colocado mes y medio después en dicha fundación “Nos gustaría saber para que sirvió la Faffe para pagar de esta moción de censura de Camas cuando Susana Díaz era la secretaria de Organización del PSOE de Sevilla? Alguien debería responder a una cuestión tan importante como ésta”, ha sentenciado.

Del mismo modo, ha hecho alusión a la existencia de tarjetas de crédito opacas, una de ellas se usó en un club de alterne por 14.737 euros según ha reconocido el propio ex director de la Faffe quien ha llegado a hablar de la existencia de hasta cuatro tarjetas de crédito.

En este punto, ha asegurado que el Gobierno andaluz está en un callejón sin salida ya que “el consejero de Empleo mintió a la prensa cuando dijo que sólo había una tarjeta y la presidenta de la Junta mintió en el Parlamento cuando dijo que habían enviado toda la documentación al Juzgado”.

De esta forma,  ha incidido en que la información que desde hace dos años vienen pidiendo la UCO, la Fiscalía Anticorrupción y la Juez de Instrucción está encaminada a esclarecer todo este turbio asunto, una información que la Junta de Andalucía está ocultando, a la vez que ha afirmado que con la documentación que la Junta facilitó, la Guardia Civil elaboró un atestado el año pasado en el que saltan las alarmas por el desvío de fondos de formación a través de la Faffe, momento desde el que el PSOE está ocultando información.

Finalmente, ha subrayado que es especialmente sospechosa la ocultación que hace el PSOE de las auditorías de la Faffe, que las pidió la UCO en junio de 2016 y que, dos años después, siguen escondidas en algún cajón, y ello a pesar de que la Fiscalía Anticorrupción las ha vuelto a requerir en septiembre de 2017 y en marzo de 2018. “¿Por qué ocultan las auditorías?, ¿Por qué ocultan los movimientos de las tarjetas?, ¿Qué tienen que ocultar?”, se ha preguntado.

A %d blogueros les gusta esto: