•    El PP denuncia el “juego sucio” de los socialistas en la Cámara, donde “intentan, desde que se aprobó el estado de alarma, invalidar su funcionamiento y evitar que se debata en libertad y desde el acuerdo político”

•    “El PSOE está enfrentado a los intereses de Andalucía; es más desleal y antiandaluz que nunca”

•    “El PSOE-A ha querido controlar cada movimiento de la sociedad andaluza, por eso ahora declara la guerra a un decreto que supone el salto definitivo de Andalucía a la libertad y al siglo XXI”

El vicesecretario general del PP Andaluz, Toni Martín, ha denunciado hoy que el PSOE-A y Adelante Andalucía “se han sumado claramente a la estrategia de recorte de derechos democráticos que está imponiendo Pedro Sánchez” y “en la misma línea de un Gobierno de España que quiere dinamitar la separación de poderes, está decidido a desactivar el Parlamento de Andalucía”.

Martín ha criticado así la actitud de los socialistas andaluces en relación a la actividad de la Cámara Autonómica desde que se declaró el estado de alarma. “Su actitud no ha sido sólo el mayor ejemplo de deslealtad, sino de irresponsabilidad, porque han llegado incluso al extremo de utilizar la comparecencia del consejero de Salud en la Diputación Permanente para difundir bulos que estaban denunciados por la Policía”.

El dirigente popular recordó que tanto el PSOE como AA acordaron con el resto de grupos parlamentarios por unanimidad la puesta en marcha de la Diputación Permanente durante el estado de alarma, pero que, una vez constituida, “han centrado todos sus esfuerzos, no en apoyar a la sociedad andaluza en la pandemia, sino en desactivar al Parlamento: primero, lanzando falsas dudas sobre la legitimidad de la Diputación Permanente; segundo, intentando dilatar el trabajo parlamentario solicitando informes jurídicos; y tercero, utilizando las sesiones de la Diputación Permanente para hacer confrontación vacía y mintiendo a los andaluces”.

“La última vuelta de tuerca ha sido la obsesión por bloquear la comparecencia del presidente de la Junta después de haberla exigido diariamente en los medios de comunicación”, dijo Martín.

Así, explicó que “atendiendo a la petición del propio presidente de la Junta y a la solicitud del propio PSOE se había previsto la comparecencia en Pleno, pero PSOE y AA lo han boicoteado poniendo como excusa una surrealista petición de informe sobre delegación de voto sólo para impedir que se reanude la actividad parlamentaria y proseguir con su estrategia sectaria e irresponsable”.

“Es la mayor incoherencia que se haya visto nunca, bloquear la celebración de un Pleno para luego criticar que ese Pleno no se celebre”, dijo el dirigente popular.

Martín recordó que “Juanma Moreno ha sido el primer presidente autonómico en recibir a todos los portavoces de los grupos parlamentarios con motivo de la crisis sanitaria del Covid-19; el vicepresidente de la Junta da cuenta cada viernes a los portavoces; Andalucía es la comunidad donde más y mejor se está informando a la ciudadanía, que está respondiendo con una ejemplaridad y responsabilidad de la que deberían aprender los diputados del PSOE”.

“En Andalucía ya no hay un Parlamento cautivo a los intereses de un partido político, como ha ocurrido durante los gobiernos socialistas, por eso ahora el PSOE quiere aniquilarlo. El PSOE no puede soportar que tengamos a un presidente en Andalucía del Partido Popular que está dando una lección de gestión de crisis transparente y eficaz que está recibiendo el apoyo de la sociedad andaluza”, espetó.

En la misma línea, dijo que “el PSOE-A no soporta no poder controlar cada movimiento de la sociedad andaluza, y por eso declara la guerra desde todos los frente al decreto de simplificación administrativa tan necesario en la tremenda crisis económica a la que ya nos enfrentamos por los devastadores efectos del coronavirus”.

“El decreto supone el salto definitivo de Andalucía a la libertad y al siglo XXI; pone la administración al servicio total de los andaluces, de la creación de empleo y de progreso, y no al revés, como ha ocurrido con el socialismo en el gobierno de la Junta”, afirmó.

Martín manifestó que “dice mucho de la altura política y moral de un gobierno que, en plena crisis sanitaria, social y económica del Covid-19, dedique sus esfuerzos a hacer confrontación al gobierno andaluz y a hacer daño a los andaluces, por el mero hecho poner obstáculos a la gestión de un ejecutivo del Partido Popular”.

“Ése es el PSOE andaluz, un PSOE desleal, enfrentado a los intereses de Andalucía y más antiandaluz que nunca”, concluyó.