• El vicesecretario general del PP Andaluz, Toni Martín , señala que el anuncio del primer ministro Boris Johnson demuestra que el gobierno de Sánchez “no inspira el más mínimo respeto fuera de nuestras fronteras”
• Censura las declaraciones de Fernando Simón, en las que da la enhorabuena a la medida impuesta por el Reino Unido, “que hace un daño enorme a nuestro sector turístico”

El vicesecretario general del PP Andaluz, Toni Martín, ha señalado hoy que la decisión anunciada por el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, sobre la cuarentena a las personas procedentes de España y la recomendación de no viajar a nuestro país, supone “un durísimo golpe para el sector turístico andaluz”, además de poner de manifiesto que “el gobierno de Pero Sánchez no impone el más mínimo respeto fuera de nuestras fronteras”.

Durante una visita al municipio jiennense de La Carolina (Jaén), el dirigente popular subrayó que el sector turístico “va a tener muchas dificultades para salvar la campaña de verano”, punto en el que criticó duramente la “frivolidad” que, a su juicio, suponen las declaraciones del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, en las que “ve como algo bueno” la noticia, “que es un verdadero drama para muchos empresarios y trabajadores del sector turístico”.

“No se puede hablar con esa frivolidad a un sector que mueve 500.000 empleos al año en Andalucía”, dijo Martín, quien pidió al Gobierno de Sánchez “que dé la cara ante el sector y les diga lo buena que es la decisión adoptada por el gobierno del Reino Unido”.

En este sentido, denunció que el PSOE-A “esté respaldando estas declaraciones absolutamente frívolas en lugar de poner el grito en el cielo”. “Como siempre, prefieren defender al gobierno de Sánchez antes que ponerse a remar del lado de Andalucía”, sentenció.
Insistió en que “si ya era evidente que nadie se toma en serio al gobierno de Pedro Sánchez desde nuestras fronteras hacia adentro, ahora ya sabemos que tampoco se lo toman en serio fuera de nuestras fronteras”, ya que “cualquier negociación que se produce fuera de España resulta un varapalo para los intereses de los españoles, y muy particularmente para los intereses de todos los andaluces”.

Dijo que esta situación “ya se puso de manifiesto con los aranceles a los que el gobierno de EEUU somete a nuestros productos, contra los que la diplomacia de Pedro Sánchez no es capaz de enfrentarse con solvencia”.

Del mismo modo, dijo que los agricultores andaluces “pueden perder 1.267 millones de euros de los 5.000 millones que perderá España  por el acuerdo de la PAC que está negociando el ministro Planas, que aseguraba que no perderíamos ni un céntimo y ahora aplaude ese recorte al campo andaluz”.
“España no tiene un gobierno serio; lo sabíamos ya dentro de España y ahora también lo saben fuera”, concluyó.