• Indica que se ha convertido en muleta del PSOE a cambio de vender su dignidad y traicionar a sus votantes
• Afirma que tras las declaraciones de la diputada de Cs no adscrita del Parlamento andaluz, Mari Carmen Prieto, esta formación tiene que dar muchas explicaciones porque su honestidad ha quedado en entredicho
• Critica la política de brazos caídos del PSOE andaluz y es que de las doce leyes que se comprometieron a llevar en el 2018 al Parlamento no ha llevado ninguna
• Asegura que un escándalo como el de los ERE no puede quedar sin castigo porque ha sido mucho el daño hecho a Andalucía

2 de septiembre 2018.- El vicesecretario de Organización, Formación y Electoral del PP Andaluz, Toni Martín, ha acusado hoy a Cs de ser cómplice de las ‘prácticas inconfesables’ del PSOE mirando hacia otro lado y de convertirse en la muleta del PSOE en Andalucía a cambio de vender su dignidad y de traicionar a sus votantes.
De esta forma, se ha referido a las declaraciones que hemos conocido hoy de Mari Carmen Prieto, diputada de Cs no adscrita del Parlamento andaluz,  en las que denuncia  en un medio de comunicación la vergonzosa actitud de este partido que ha traicionado a sus votantes a cambio de un lugar cómodo en la vida política andaluza. “Esa es la realidad de Cs en Andalucía, y los andaluces deben saberlo cuando vayan a votar para que no les den gato por liebre”.

Martín ha afirmado que “Cs tiene que dar muchas explicaciones porque su honestidad ha quedado en entredicho, y porque estas declaraciones son de alguien que habla en primera persona porque estaba allí, formando parte de ese partido, pero que reaccionó ante esta estrategia y fue purgada por ello”.

Martín, que ha señalado que Susana Díaz se ha pasado la mitad de la legislatura queriendo irse a Madrid, y la otra mitad calculando cuando le viene mejor adelantar las elecciones pensando siempre y únicamente en su interés personal y político y obviando el interés de Andalucía, ha criticado la política de brazos caídos del Gobierno andaluz siempre respaldada por Cs.

Así, ha indicado que al PSOE andaluz se la ha ido la legislatura en blanco, encadenando promesas con incumplimientos, acumulando promesas incumplidas que quedan en papel mojado porque nunca se convierten en realidad, a la vez que ha aseverado que  un gobierno como el de Díaz que no trabaja ni lleva proyectos de Ley al Parlamento andaluz hace que la legislatura se acabe convirtiendo en la crónica de un tiempo perdido.

“El gobierno de Susana Díaz no es que sea vago, es que ha decidido ponerse en modo ahorro de energía”, ha añadido.

En este sentido, ha explicado que los gobiernos tienen que presentar un plan normativo en el que incluyen los proyectos de Ley y Decretos que se comprometen a elaborar y llevar al Parlamento durante ese año y ha incidido en que en los años 2017 y 2018 de los 42 compromisos en forma de proyectos de Ley que el Gobierno andaluz se ha comprometido tan sólo ha llevado al Parlamento de Andalucía 15, lo que supone poco más de un tercio de las leyes prometidas.

En concreto, en el año 2017, de 30 leyes que aparecen en ese documento como compromisos del gobierno socialista de Susana Díaz, tan solo 15 han llegado al Parlamento.  “Lo de 2018 es mucho peor, es para que se le caiga la cara de vergüenza al PSOE andaluz. Estamos ya en septiembre, es muy posible que la presidenta disuelva la Cámara y convoque elecciones en las próximas semanas, y de las 12 leyes que iba a traer su gobierno al Parlamento, no ha traído ni una. Cero en cumplimiento, matrícula de honor en promesas incumplidas”.

Como comparación se ha referido a las leyes que se aprobaron en España mientras gobernaba el PP y ha señalado que este gobierno aprobó en sus dos primeros años , 2012 y 2013, nada menos que 60 leyes, es decir, cuatro veces más de las 15 que ha aprobado el gobierno de Díaz en el mismo tiempo.

Martín ha querido hacer una mención especial merece el acuerdo de gobierno del PSOE y Cs en Andalucía y es que de las diez leyes que incluía ese acuerdo, sólo han llegado al Parlamento cinco con lo que la mitad del acuerdo no se ha cumplido. “Esas cinco leyes incumplidas son mecenazgo, buen Gobierno y Estatuto del Cargo Público, Cámara de Cuentas, Ley Electoral y  la Ley de Subvenciones.

“La mitad de las leyes incluidas en el acuerdo de Cs con el PSOE no se han cumplido, el 50% de incumplimiento. Y la culpa de eso es de los dos: del PSOE y de Cs, del que ha incumplido, y del que lo ha permitido”, ha sentenciado.

El popular ha subrayado que “Cs se ha pegado toda la legislatura callado y plegado a los intereses de Susana Díaz y el PSOE, apoyándolos en todo, y es ahora por pura estrategia electoral cuando habla de exigencias y siempre referidas a cuestiones en las que ellos creen que pueden obtener algún beneficio, como es la reforma de la ley electoral, o donde pueden obtener algún sillón, como es el caso de la RTVA”.

“Sin embargo, no dicen una palabra de la Ley de Subvenciones que garantice la igualdad jurídica de todos y la transparencia en el acceso a las mismas, en una comunidad gobernada por el PSOE que la ha hecho famosa por todo lo contrario, por el compadreo y por el clientelismo y amiguismo a la hora de repartir estas ayudas públicas; o de esa Ley del Buen Gobierno y Estatuto del Alto Cargo, que hubiera supuesto por ejemplo un marco legislativo muy necesario para afrontar el escándalo de la FAFFE”, ha apostillado.

En otro orden de cosas, ha hecho alusión a un dato que, según ha dicho, desmonta para siempre ese falso argumento de que los ERE sólo eran un sistema para garantizar la paz social repartiendo dinero público pero que no se beneficiaban económicamente ni los responsables políticos ni sus allegados.

Ha explicado que del estudio de los atestados policiales se puede concluir que hasta 120 personas entre familiares, militantes o simpatizantes del PSOE formaban parte de esos “clanes de los ERE” que, a manera de telaraña, se extendían por toda Andalucía beneficiándose del dinero de todos los andaluces, llevándoselo a manos llenas; familias enteras de socialistas cobrando prejubilaciones de empresas en las que jamás habían trabajado, empresas de antiguos concejales del PSOE recibiendo una lluvia de millones.

“Nada menos que 18 parientes, 85 militantes socialistas y 17 amigos declarados de los políticos.  En total, 120 personas o empresas del entorno del Gobierno y 127 millones de euros en sus cuentas corrientes, aparte de las comisiones pagadas a intermediarios y comisionistas. Así que quede bien clarito: gran parte del dinero de los ERE fue acabó en el bolsillo del socialismo andaluz”, ha añadido.

Por ello, ha señalado que un escándalo de tal magnitud que no puede quedar sin castigo porque es mucho el daño hecho, daño económico, daño moral y daño a la imagen de Andalucía por lo que ha lamentado que se pretenda que todo siga como si nada con una presidenta defendiendo la honorabilidad de los responsables políticos de este escándalo, y con un PSOE que ha seguido gobernando toda la legislatura gracias al sorprendente apoyo de Cs.

“¿Qué tiene que pasar en Andalucía para que el PSOE pague por todo el daño que ha hecho a los andaluces? Las elecciones autonómicas que ya se adivinan en los próximos meses serán, estamos seguros, el momento en el que los andaluces hagan pagar en las urnas al PSOE su responsabilidad en este fraude millonario a Andalucía y terminarán con este régimen andaluz que ya dura casi 40 años y a Cs por colaborar en todas esas estrategias inconfesables”, ha concluido.

A %d blogueros les gusta esto: