• La secretaria general del Partido Popular Andaluz, Loles López, pregunta a la bancada socialista: “¿Nos van a apoyar en que el Gobierno nos entregue lo que nos corresponde de los 16.000 millones, sí o no?
• “Cuando Díaz dice que el virus ha llegado aquí más débil a quien ataca realmente es al pueblo, el pueblo que un día la puso en su sillón”.
• Destaca el “esfuerzo impagable” de los sanitarios y “la responsabilidad del pueblo andaluz durante el confinamiento”

La secretaria general del Partido Popular Andaluz y presidente del Grupo Parlamentario Popular, Loles López, ha defendido en el Parlamento de Andalucía la gestión del Gobierno de Juanma Moreno ante la grave crisis sanitaria del coronavirus, un Ejecutivo que “ha puesto todos sus esfuerzos en parar la pandemia y se ha visto que Andalucía ha resistido mejor que otros territorios”, destacando que “la capacidad de anticipación ha logrado salvar muchas vidas”

López ha destacado que los buenos datos de la comunidad se deben precisamente a la gestión y no “a que el virus haya llegad más débil a Andalucía”. “Al decir eso, Susana Díaz, a quién se le presupone talla política por haber sido presidenta de la Junta, a quien ataca realmente es al pueblo, el pueblo que un día la puso en su sillón”.

No ha olvidado destacar “el esfuerzo impagable de los sanitarios, a quienes el PSOE trata de utilizar para confrontar”. Igualmente, “la responsabilidad de los ciudadanos andaluces también ha sido fundamental”.

La secretaria general recordó que “ahora toca desplegar todo el arsenal para hacer frente a los efectos negativos que el virus va a provocar en nuestra economía”, recordando que “el Gobierno de Juanma Moreno sigue anticipándose y no tendría tiempo suficiente para relatar en esta intervención todas las medidas que ya ha puesto en marcha”.

Enumeró algunas como las ayudas o los autónomos o la ley de sostenibilidad nueva, sin olvidar felicitar “todos los funcionarios que han logrado tramitar en tiempo récord todos los ERTEs”, lamentando que “el Gobierno de España todavía tenga sin pagar a todos los andaluces”.

Recordó la aprobación de dos presupuestos, cómo se ha cerrado 2019 con superávit después de que “no lo lograrán oros después de 37 años gobernando”. Además, remarcó “cómo ha tenido que llegar un Gobierno del Partido Popular y Ciudadanos para destinar más de 10.000 millones de euros en sanidad”, entre otros logros.

La dirigente popular quiso poner en valor que todas las medidas se enmarcan “en una situación complicado en la que el Banco de España advierte de que el PIB español caerá entre un 9,5% y un 12,5%, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajos”.
Insistió en que las comunidades autónomas “están haciendo frente a los millonarios gastos que genera esta pandemia a pulmón”. Y esto ocurre porque “el Gobierno central está agraviando a comunidades como la nuestra, y lo ha hecho con ese fondo no reembolsable de hasta 16.000 millones prometido por Pedro Sánchez”.

Por ello, lanzó una pregunta muy directa a la bancada socialista: “¿Nos van a apoyar en que el Gobierno nos entregue lo que nos corresponde los 16.000 millones, sí o no?”.

Igualmente, “la señora Díaz, si tanta lealtad ofrece y tanto quiere arrimar el hombro podría pedir a Sánchez que no discrimine a Andalucía y deje de jugar a la confrontación faltando el respeto a los sanitarios andaluces y convirtiéndose en la delegada de Sánchez en Andalucía”. “Dice que tiene la mano tendida, pero lo que tiene es la mano en la cartera de los andaluces y en sus políticas fiscales, económicas”.

Por ello, expuso cómo el Gobierno “aún adeuda los 537 millones de euros de IVA, se han quedado con más de 200 millones de políticas activas de empleo y ya no se habla de los 4.000 millones de financiación”, por lo que aseguró que “Susana Díaz arrima el hombro a Pedro Sánchez mientras le está metiendo el codo a los andaluces”.

Por todo ello, insistió en que “ya basta de hacer daño a Andalucía y de hacer oposición a un Gobierno que sí funciona desde el Gobierno central”, porque “lo que piden los andaluces es que nos entendamos y pongamos en marcha medidas que solucionen sus problemas”. Por ello, “remarcó que la lealtad debe ser un camino de doble sentido, no sólo desde Andalucía hacia Madrid sino también desde Madrid hacia Andalucía”.