•    La secretaria general del PP Andaluz considera “ridícula” la carta enviada por la dirigente socialista: “Díaz sólo entiende la política como el postureo, el marketing y la confrontación, pero detrás sólo hay pereza y mucha soberbia”

•    “No le vale ir a las Consejerías, ni tampoco al Parlamento, es evidente que Díaz no quiere dialogar cuando cierra todas las puertas que se le abren en todas las instituciones para ello”

•    “Díaz actúa como siempre lo ha hecho el viejo PSOE: o cambia su actitud o no le quedará más remedio que abandonar la política ante de que la política la abandone a ella”

La secretaria general del PP Andaluz, Loles López, considero “ridícula” la carta enviada por la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, al presidente de la Junta, “en la que rechaza, una vez más, los puentes y el diálogo por parte del gobierno andaluz para trabajar por la recuperación de Andalucía”.

“A Susana Díaz se le acaban las excusas para no trabajar”, dijo la dirigente popular, quien apuntó que “está claro que cuando habla de diálogo no dice la verdad” porque si no le vale ir las Consejerías ni tampoco al Parlamento para escuchar a la sociedad andaluza en la comisión de recuperación es evidente que no quiere dialogar, cuando cierra todas las puertas que se le abren en todas las instituciones para ello”.

Además, reprochó a Díaz que “dé órdenes a los alcaldes y presidentes de Diputaciones socialistas para que hagan lo mismo, boicoteando las iniciativas del gobierno de Juanma Moreno, como la tarjeta monedero para familias vulnerables, o amordazando a los municipios en la comisión de recuperación por incomparecencia”, destacó.

“Díaz quería proyectar una imagen de mujer de estado, pero lo cierto es que su figura política va haciéndose más pequeña a medida que aumenta su radicalismo contra el gobierno andaluz”, dijo López, quien lamentó que “su sectarismo ideológico le impide arrimar el hombro cuando más unión y esfuerzo reclaman y necesitan los andaluces de sus representantes políticos”.

“Díaz sólo entiende la política como el postureo, el marketing y la confrontación, y detrás sólo hay pereza y mucha soberbia. Es el viejo socialismo andaluz de siempre que no encuentra su hueco en la nueva normalidad con esa actitud. A este paso, o Díaz cambia, o no lo quedará más remedio que abandonar la política antes de que la política la abandone a ella”, concluyó.