• Insta a “no caer en el conformismo y quedarse con las migajas porque Andalucía se merece datos mejores y tiene capacidad y talento para lograrlo”

• “Detrás del compromiso de crear 600.000 empleos no hay fórmulas mágicas sino un análisis profundo de los sectores económicos y de la gestión de la Junta”

• Señala cinco bloques de medidas en materia fiscal, gestión de fondos europeos, apoyo a  los sectores productivos, pacto por el empleo y políticas activas

La secretaria general del PP Andaluz, Loles López, destacó los “buenos datos” de la EPA publicada y aseguró que demuestran que “España está en plena recuperación y las reformas del PP dan resultados también en Andalucía”. No obstante, señaló que hay analizar estos datos con cautela porque Andalucía sigue liderando la tasa de paro junto a Extremadura y uno de cada cuatro parados españoles es andaluz. En este sentido aseguró que “Díaz sigue siendo la presidenta del millón de parados y Moreno será el presidente de los 600.000 empleos”.

López instó al gobierno andaluz a “no caer en el conformismo porque Andalucía se merece datos mejores y tiene capacidad y talento para lograrlo”. Reprochó a Díaz que se quede con las “migajas” y manifestó que “para el PPA la prioridad es el empleo, sabemos lo que hay que hacer para crear empleo y cómo hacerlo”.

A juicio de la dirigente popular, la pregunta que deberíamos hacernos los andaluces es “¿cuánto empleo podríamos crear en Andalucía si lleváramos a cabo las reformas que ha hecho el Gobierno de España y otras comunidades?”.

Por eso, señaló que “detrás del compromiso de Juanma Moreno de crear 600.000 empleos en una legislatura no hay fórmulas mágicas sino un análisis profundo de los sectores económicos y de la gestión de la Junta de Andalucía”. Agregó que hay muchas cosas que debemos cambiar porque “el gobierno socialista está fundido”.

López explicó cinco bloques de medidas necesarias para lograr el objetivo de creación de empleo, empezando por una amplia reforma fiscal para “dejar de ser los españoles que más impuestos pagamos, lo que nos hace perder atractivos para las inversiones”. Consideró prioritario, por tanto, bajar el IRPF y establecer beneficios fiscales a las familias, bonificar al 99% el impuesto de sucesiones y donaciones, y rebajar el impuesto sobre trasmisiones patrimoniales.

Señaló también la importancia de introducir cambios en la gestión de los fondos europeos, ya que “el gobierno andaluz recibe cada año una media de 2.300 millones de euros de Europa, de los que la mitad no se gasta”. Por tanto, señaló que una buena gestión de estos fondos supondría una inyección de 1.000 millones anuales a la economía andaluza.

Un tercer bloque de medidas propuestas por el PPA irían destinadas a apoyar y fortalecer los sectores productivos andaluces, ya que “no se trata de gastar más sino de gastar mejor y ejecutar todo el dinero que está en los presupuestos”. Puso como ejemplo la escasa ejecución de los programas de apoyo a pymes y autónomos, de los que se han dejado de gastar 170 millones de euros en los cuatro últimos años. Del mismo modo, se han quedado en el cajón 240 millones de apoyo al sector agroganadero y pesquero y 20 millones de los programas de I+D+i.

La secretaria general del PPA volvió a abogar por un gran Pacto por el Empleo, que incluya un nuevo modelo de concertación más amplio, más social y que involucre al gobierno andaluz, los partidos políticos, los  agentes sociales y económicos, los ayuntamientos y el tercer sector.

Por último consideró un cambio fundamental la ejecución al cien por cien de las políticas activas de empleo, ya que Díaz ha tenido que devolver 907 millones de euros por ser incapaz de utilizarlos para crear empleo. Además, señaló la propuesta del PPA es garantizar la convocatoria anual de todas las ayudas, incentivos y subvenciones, y que todas las convocatorias se resuelvan y abonen anualmente.

A %d blogueros les gusta esto: