• El presidente del PP Andaluz se ha reunido con afectados de varias provincias después de que el PSOE haya tumbado una propuesta del PP para poder iniciar el trámite a la regularización
• Se trataba de una enmienda presentada a la Ley de medidas frente al Cambio Climático que se ha debatido y votado esta tarde en el Pleno del Parlamento de Andalucía

El presidente del PP Andaluz, Juanma Moreno, se ha comprometido hoy a que, si resulta elegido presidente de la Junta, modificará las normativas y leyes necesarias para solucionar el problema de las viviendas fuera de ordenación en la comunidad, que afectan a unas 250.000 familias.
“Me comprometo a solucionar una situación que afecta a familias que quieren vivir con normalidad y tranquilidad, me comprometo a modificar las normas y leyes necesarias para que tengan una segunda oportunidad y puedan vivir sin un problema con el que algunas familias llevan 30 años peleando y pleiteando”.
Juanma Moreno hizo estas declaraciones durante el encuentro que ha mantenido esta tarde en el Parlamento con representantes de asociaciones de afectados por esta situación, como AUAN y Alcances, de la zona del Almanzora en Almería; COAVE, de El Puerto de Santa María; SOJA, de la Axarquía malagueña; y Carmona, en la provincia de Sevilla.
La reunión se ha producido después de que el PSOE rechazara una propuesta del PP para poder iniciar el trámite a la regularización de estas viviendas. La iniciativa se había presentado como una enmienda a la Ley de Medidas frente al Cambio Climático, que se ha debatido y votado esta tarde en el Pleno del Parlamento de Andalucía.
El Partido Popular consiguió introducir esta enmienda a petición de las asociaciones de afectados y de los Alcaldes de esos municipios.
La Junta de Andalucía, que es la competente en  disciplina urbanística lleva 16 años sin reconocer este problema. Desde que se aprobó la LOTA (Ley de Ordenación del Territorio de Andalucía), esta norma se ha modificado hasta en 12 ocasiones. La LOUA (Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía), con la modificación aprobada en abril de este año, ha sufrido también 12 modificaciones.
Esta amalgama normativa ha provocado una gran inseguridad jurídica, y además no ha conseguido resolver la situación de estas familias.
Con el rechazo a la enmienda presentada por el PP el PSOE además da la espalda a los alcaldes y carga sobre ellos, por la pésima gestión urbanística de la Junta, el no poder dar servicios básicos a sus ciudadanos por carecer de una norma que los ampare.

A %d blogueros les gusta esto: