• Anuncia dos PNL, una  para pedir la equiparación salarial de los profesionales sanitarios andaluces con respecto al resto de España y otra para reclamar una mayor protección y seguridad para éstos
• Denuncia que los profesionales sanitarios andaluces son los que menos cobran del país
• Lamenta que Andalucía se sitúe como una de las comunidades donde más agresiones a sanitarios se producen

El presidente del PP Andaluz, Juanma Moreno, ha presentado hoy un paquete de medidas destinado a los profesionales sanitarios andaluces que tiene como objetivo conseguir retribuciones justas para que éstos cobren lo mismo que en el resto de España y  acabar con las agresiones de los profesionales sanitarios en el sistema público andaluz de salud.
Moreno, que se ha reunido en Sevilla con representantes de colegios profesionales y sindicatos sanitarios, ha anunciado que su formación llevará al Parlamento andaluz una Proposición No de Ley para pedir la equiparación salarial de los profesionales sanitarios andaluces con este colectivo en el resto de España.

En este punto, ha afirmado que los profesionales sanitarios andaluces son los peor pagados del país y ha recordado que cuando hubo recortes partieron de una situación peor con respecto a otros sanitarios de otras comunidades autónomas, a lo que se suma que sufrieron los recortes adiciones de la Junta que en el año 2012 redujo un 10% en todos los complementos variables.

“En últimos cinco años, los profesionales sanitarios andaluces han perdido entre 3.000 y 10.000 euros brutos anuales. Se ha dado el caso de profesionales con años de experiencia en Andalucía que han cobrado  menos que los que residen en otras regiones de España”.

Entre las propuestas planteadas por Moreno destaca la revisión de los complementos variables de todos los profesionales sanitarios andaluces vinculados a guardias, turnos, noches, festivos y penosidad las 24 horas del día y todo el año para conseguir que estén a la altura de la media nacional.

El líder popular andaluz ha incidido en que en la importancia de la negociación en la Mesa Sectorial de Sanidad para modificar complemento de rendimiento personal y para que parte de ese complemento pase a la nómina como ya ocurre en otras comunidades autónomas.

Ha subrayado que las diferencias salariales entre comunidades afectan a todos tanto a los que llevan pocos años trabajando como a los que están a final de su carrera. Como ejemplos ha destacado que los médicos de atención primaria interino o sustituto cobran fijo al año bruto sin guardias en Andalucía 32.038 euros lo que supone 9.480 menos que en Extremadura y 3.211 euros menos que en Galicia.

En cuanto a los médicos AP al final de su etapa profesional, con diez trienios, en el máximo nivel retributivo de su carrera profesional,  cobran fijo al año bruto sin guardias en Andalucía 57.814 euros, 2.268 euros menos que en Extremadura y 5.578 euros menos que en Galicia.

Y en relación con la enfermería ha apostillado que la discriminación también es manifiesta ya que el sueldo medio de un enfermero de atención especializada con turno de mañana en nuestra comunidad es de 31.825 euros frente a los 38.700 euros de Murcia y el sueldo medio de un enfermero de Atención Primaria  es de 40.000 euros frente a los 45.000 en Murcia o a los 51.000 euros de Euskadi.

Asimismo, se ha referido a la reactivación del proceso de carrera profesional que está paralizado desde el año 2014 y a la revisión de qué cobran en Atención Primaria por las horas que hacen fuera de su horario habitual, por la asistencia que prestan en otros centros y según los usuarios que les corresponde atender.

“Hay que revisarlos y aplicar criterios objetivos y medibles. Debemos hacerlo con colegios profesionales, sindicatos y de acuerdo con  las nuevas responsabilidades que les da la Estrategia de Renovación en AP”.

El presidente de los populares andaluces ha anunciado que presentarán una PNL para una mayor protección y seguridad para los profesionales sanitarios.

En este sentido, ha lamentado que las agresiones a profesionales sanitarios haya aumentado en Andalucía que se sitúa como la comunidad  en la que se producen más agresiones.  Concretamente, en los últimos diez años ha habido un total de 8.907 agresiones, lo que supone una media de 2,4 sanitarios por día y sólo en Sevilla en el año 2017 esta cifra ha sido de 1.115 agresiones.

Por ello, ha aseverado que hay llevar a cabo nuevas medidas como es el agilizar los trámites para poner en valor la figura de interlocutor policial territorial sanitario como marca el Protocolo aprobado por el Ministerio del Interior y el Ministerio de Sanidad, sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud.  “Con esta figura se fortalecerá la cooperación policial con las autoridades sanitarias”.

Moreno ha propuesto no reducir la nómina a los profesionales sanitarios de baja por haber sufrido una agresión en el ejercicio de sus funciones y ha defendido la importancia de poner en marcha un plan integral para el personal sanitario agredido, así como mejorar las condiciones de los trabajadores del SAS y las condiciones que provocan mala relación de trabajadores con pacientes y familiares como son las sobrecargas de trabajo, saturación de AP y urgencias o los tiempos de espera.

También ha apostado por realizar campañas informativas principalmente a través de las redes sociales para poner en valor la figura del profesional sanitario y vigilar las agresiones que sufren en las redes sociales.

Finalmente, ha mostrado su agradecimiento a los profesionales sanitarios andaluces porque “sin ellos no habría sanidad pública”. “Son los que superan todo tipo de obstáculos y los que ponen lo mejor de sí mismos para que la sanidad salga adelante. Su fuerte vocación es la que les mueve a trabajar por el bien del paciente y del sistema más allá de sus propias limitaciones”, ha concluido.