• El presidente de la Junta de Andalucía recuerda en el Parlamento que esta medida era una reivindicación histórica del Partido Popular
  • El portavoz del Grupo Popular, José Antonio Nieto, afirma que “el cambio funciona y que la palabra dada es la guía única de este Gobierno”

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado este jueves en el Pleno del Parlamento andaluz que la bonificación del impuesto de Sucesiones y Donaciones “no será el último impuesto” que se bonifique o rebaje desde el nuevo Gobierno. “Lo haremos con rigor, seriedad y responsabilidad, pero lo vamos a hacer. Nos sentimos muy orgullosos de comenzar a bajar los impuestos a todos los andaluces”, ha enfatizado Moreno durante la sesión de control al Gobierno celebrada en la Cámara andaluza.

Moreno ha recordado que la bonificación de este impuesto era una “larga reivindicación” de los andaluces, y que la negativa continua de los anteriores gobiernos provocaron que muchos andaluces tuvieran que censarse en otras comunidades autónomas. “Andalucía los expulsaba y se limitaban, además, nuestros ingresos en Andalucía. ¿Qué razones tenía el anterior Gobierno para no apoyar la bonificación de un impuesto injusto?”, preguntó Juanma Moreno a los partidos de la oposición.

Esta intervención del presidente andaluz ocurrió durante la respuesta a la pregunta del portavoz del Grupo Popular en Parlamento, José Antonio Nieto, quien explicó que la sesión de control al Gobierno de este jueves debe marcar “un antes y un después” para que las sesiones no se conviertan siempre en “una acusación permanente como ocurría antes”. “El presidente Juanma Moreno me ha pedido que desde el Grupo Popular hagamos posible el diálogo y el consenso para que las leyes representen a la mayoría de los andaluces”, dijo Nieto antes de descartar cordón sanitario alguno a otra formación política. “No los aceptamos porque los hemos sufrido, pero a veces habría que aplicarlos a los partidos que defienden el terrorismo y a aquellos que quieren romper España”, zanjó.

En lo referente a la bonificación al 99% del impuesto de Sucesiones y Donaciones, Nieto recordó que era una “reivindicación histórica” que se llevó hasta en siete ocasiones al Parlamento en la anterior legislatura. “Lo que ustedes dicen que es una bajada del impuesto a los ricos -refiriéndose a los grupos de la oposición- no es más que justicia tributaria ya que los andaluces quieren ser iguales al resto de españoles”.

Nieto también recordó durante su pregunta al presidente que en las cuatro semanas del nuevo Gobierno “se ha traslado la ilusión porque se ve que el cambio funciona y que la palabra dada es la guía única del Gobierno“.