•    El vicesecretario general del PP Andaluz, Toni Martín, destaca que “el último ataque” de Pedro Sánchez a Andalucía y a la igualdad entre españoles es la cesión de la Seguridad Social al País Vasco

•    El día en que se cumplen 6 años de la llegada de Juanma Moreno a la Presidencia del PPA, remarca que “el PPA ha pasado de estar en la oposición a gobernar por primera vez Andalucía y Andalucía ha pasado de tener un gobierno amortizado y cercado por la corrupción a tener un gobierno del cambio que mira al futuro, que baja impuestos y que invierte más en políticas sociales”

El vicesecretario general del Partido Popular Andaluz, Toni Martín, ha recomendado hoy al PSOE-A “que no ataque a Andalucía y que la defienda como hacía Rafael Escuredo”, refiriéndose a los “ataques” del Gobierno de Sánchez a Andalucía y que son respaldados por los socialistas andaluces.

Martín, que ha empezado su comparecencia recordando que hoy se cumplen seis años desde que Juanma Moreno fue elegido presidente del PP de Andalucía, ha remarcado que “en estos seis años, el PP-A ha pasado de estar en la oposición a gobernar por primera vez Andalucía y Andalucía ha pasado de tener un gobierno amortizado y cercado por la corrupción a tener un gobierno del cambio que mira al futuro con ilusión y que ha inaugurado una nueva etapa, un nuevo andalucismo que consiste en trabajar por nuestra Nación, que es España, desde Andalucía, bajando impuestos, creando oportunidades, e invirtiendo más y mejor en políticas sociales”.

En palabras de Martín, “hay un respaldo creciente a este modelo de cambio tranquilo y dialogante que preside Juanma Moreno, un modelo que supone defender Andalucía por encima de todo, como quedó demostrado el pasado 28F”.

Y es que el 28F, como ha destacado el vicesecretario general del PP Andaluz, ha servido “no sólo para conmemorar los 40 años de nuestra autonomía, sino también para expresar el rechazo casi unánime a los acuerdos de Sánchez con los independentistas, acuerdos que romperían la igualdad entre los españoles y convertirían a Andalucía en una Comunidad de segunda división”. El 28F ha sido este año “un grito contra los intentos de Pedro Sánchez de maltratar y menospreciar a nuestra Comunidad Autónoma”.

Un rechazo casi unánime, ha puntualizado, “porque este rechazo no sólo ha reunido a la mayoría de fuerzas políticas, excepto el PSOE andaluz, sino también a voces muy importantes dentro del mismo Partido Socialista” como el ex presidente del gobierno Felipe González, el ex presidente de la Junta de Andalucía,  Rafael Escuredo, o la plataforma ‘La España que reúne’, promovida entre otros por históricos del PSOE, como el ex presidente andaluz José Rodríguez de la Borbolla.

A juicio de Martín, “la única voz que se echa en falta, el único silencio clamoroso, es el que está protagonizando el PSOE-A, o mejor dicho, lo que queda de él”. En este sentido, ha insistido en que “Andalucía tiene derecho a saber dónde está el PSOE-A, queremos saber si sigue siendo andaluz o también se ha vuelto antiandaluz como Pedro Sánchez, queremos saber si lo importante para el PSOE-A es defender Andalucía o intentar llevarse bien con Sánchez para que les perdone la vida política y queremos saber si el PSOE andaluz va a seguir callado ante la nueva amenaza de Pedro Sánchez contra Andalucía”.

De este modo, ha afirmado que “le pedimos a Susana Díaz y al PSOE-A que recapaciten, que dejen de hacerle daño a los andaluces, que recuperen el espíritu del PSOE de los primeros años de la autonomía, un PSOE que defendía a los andaluces y que sí apostaba por Andalucía, frente a este PSOE desdibujado e irreconocible que ha decepcionado absolutamente a los andaluces, y ya se sabe que la decepción más grande siempre es consecuencia de la traición”.

Porque los agravios no acaban aquí, ha añadido. “Los impagos son la otra vía de maltrato a Andalucía por parte del gobierno socialista-bolivariano de Sánchez: no nos pagan el IVA, no nos pagan las ayudas para atender a los MENA, no nos pagan los 4.000 millones de euros de infrafinanciación de nuestra Comunidad por culpa del actual sistema que aprobaron el PSOE y sus socios catalanes. Y todo ello, busca entorpecer la prestación de servicios a los andaluces”. Asimismo, ha indicado que “no quieren dejar tampoco que Juanma Moreno baje los impuestos a los andaluces, y amenazan con bloquear desde Madrid la eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones o la bajada del IRPF, o la petición de rebajar el IVA de las sillas de Semana Santa”.

“Esa es la foto del momento político: un gobierno del cambio en Andalucía con Juanma Moreno intentando mejorar la vida de los andaluces, bajarles los impuestos, crear empleo y oportunidades, y un gobierno radical en Madrid con Pedro Sánchez intentando maltratar a Andalucía y favorecer los intereses de otras Comunidades gobernadas por desleales con España pero que le mantienen a él en el sillón”, ha apuntado el vicesecretario general del PPA.

Y, el último episodio, ha añadido, “es la cesión de la Tesorería de la Seguridad Social al País Vasco, otro de los peajes vergonzosos de Pedro Sánchez a los nacionalistas para llegar a la Moncloa”. “La Seguridad Social es un sistema unitario integral, que garantiza la igualdad de trato para todos los españoles, con independencia de dónde viven, a través de la caja única”, ha señalado Martín. En este sentido, ha apuntado que “el sistema de caja única garantiza que los beneficiarios recibirán las mismas prestaciones a iguales condiciones, independientemente de la Comunidad Autónoma en la que residan”.

Ello es importante, ha remarcado, “si se tiene en cuenta que existen comunidades deficitarias, es decir, que pagan más prestaciones que las cotizaciones que recaudan”. Así, ha explicado que “hay zonas con mucha actividad económica, como Madrid o Cataluña, que podrían equilibrar ingresos y pago de prestaciones, mientras que otras tienen un déficit debido a la baja recaudación y las elevadas prestaciones que se pagan”.

“Sin solidaridad, las comunidades de población joven no podrían ayudar a las de población envejecida; sin solidaridad, las comunidades más ricas no podrían ayudar a las más pobres; sin solidaridad y sin caja única, el sistema de pensiones dejaría de esta garantizado en toda España”.

Y esta peligrosa decisión es, como ha apuntado el dirigente popular, “la que parece que ya ha tomado Pedro Sánchez: abrir la caja de Pandora de la desigualdad, del fin de la solidaridad interterritorial en España, del fin de la igualdad”. En esa situación, comunidades más desfavorecidas económicamente como Andalucía, “donde ya de por sí las pensiones son más bajas porque más bajos han sido las cotizaciones y los sueldos durante décadas, pueden salir tremendamente perjudicadas”.

Por todo ello, ha recordado que el PP llevará al Pleno del Parlamento andaluz este jueves una iniciativa para que la Cámara Andaluza respalde el vigente sistema público y universal de la Seguridad Social y de la Caja única como pilar fundamental de nuestro sistema de pensiones y protección social, basado en los principios de la solidaridad y la igualdad.