• El vicesecretario general del PP, Toni Martín, asegura que “lo más parecido al fascismo es el populismo radical de izquierdas que representa su partido”
• “Estas desafortunadas declaraciones son fruto de los nervios ante las pésimas expectativas que tienen de cara a las elecciones”
• “Adelante Andalucía lo que debe hacer es ponerse a trabajar y sumarse a la oferta de consenso y acuerdo del Gobierno de Juanma Moreno

El vicesecretario general del Partido Popular Andaluz, Toni Martín, ha exigido a la portavoz de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, “que pida perdón y rectifique” sus declaraciones de esta mañana, cuando dijo que los presupuestos del Gobierno del cambio era las cuentas “del fascismo”.

“Debería pedir perdón porque lo más parecido al fascismo de hoy día en la Europa del siglo XXI es el populismo radical de izquierdas que representa su partido”, explicó Martín, que se mostró igualmente sorprendido por “escuchar hablar de fascismo a un representante de un partido que tiene sus referentes en Venezuela y Corea del Norte”.

Para el popular, estas desafortunadas declaraciones son “fruto de los nervios y de la pelea por el voto de la izquierda, que tiene a varios partidos pugnando por ver quién es más radical ante las pésimas expectativas que tienen para las próximas elecciones”.

Por ello, dijo que “lo que deben hacer en Adelante Andalucía es trabajar más y analizar los presupuestos con criterios técnicos, políticos y sociales y no entrando únicamente a difamar e insultar”.

Sobre las cuentas, Martín recordó que “son las que más gasto social de la historia de Andalucía y que harán crecer la economía como los de 2019. Además, se centran en la creación de empleo bajando los impuestos a todos los andaluces”.

Por ello, insistió en que Adelante Andalucía “tiene que dejar las declaraciones apocalípticas y sumarse a la mano tendida y la oferta de consenso y acuerdo del Gobierno de Juanma Moreno”. Esta es la única manera “para mejorar un presupuestos que ya de por sí es muy bueno para todos los andaluces”, finalizó.