• El vicesecretario de Turismo del PPA, Bruno García,  señala que “Pedro Sánchez teme un mapa completo de Andalucía en Fase 2 que ponga de manifiesto la buena gestión del Gobierno andaluz frente al caos del Gobierno central”
• Critica el “silencio cómplice” de Díaz, que “se dedica a permitir los continuos ataques de Sánchez a Andalucía”
• Exige una rectificación al Gobierno central e insta a Díaz y al PSOE andaluz a dejar de ser la “sucursal sur” de Sánchez en Andalucía y “defender de una vez a los andaluces”

El vicesecretario de Turismo del Partido Popular Andaluz, Bruno García, ha denunciado el “nuevo agravio” del Gobierno central a Andalucía, tras denegar el pase a la Fase 2 de la desescalada a las provincias de Granada y Málaga. Como ha señalado García, “el Gobierno debe rectificar inmediatamente esta decisión injusta basada en criterios políticos y sectarios y no en los sanitarios y técnicos”.

Para el vicesecretario popular, “Pedro Sánchez tiene miedo a un mapa completo de Andalucía en Fase 2, que ponga de manifiesto la buena gestión del Gobierno andaluz frente al caos del Gobierno central” y ha insistido en que por ello “vuelve a castigar a las provincias de Málaga y Granada”.

García ha criticado la falta de transparencia del Gobierno, que sigue sin explicar por qué dejó en Fase 0 durante una semana más a Málaga y Granada, al igual que ahora “no aclara por qué estas dos provincias se quedan en Fase 1 cuando Andalucía estaba en su conjunto en condiciones de avanzar de fase al cumplir con todos los criterios sanitarios requeridos”.

Por ello, ha instado a Sánchez, y a su delegada en Andalucía, Susana Díaz, “a venir a Málaga y Granada a explicar a sus ciudadanos por qué les vuelvan a castigar sin pasar de fase, y a pedirles perdón”.

El vicesecretario popular, igualmente, ha criticado el “silencio cómplice” del PSOE andaluz y de Susana Díaz, que “durante este tiempo están permitiendo y defendiendo los ataques y agravios continuos de Pedro Sánchez a Andalucía”.

Bruno García ha lamentado el “perjuicio” que la decisión del Gobierno central “genera a  las provincias de Granada y Málaga, y al conjunto de Andalucía, a sus ciudadanos y a su economía, en especial el sector turístico, que sufre estas medidas de manera muy intensa”.

En este sentido, ha añadido que “son muchas las personas que están detrás del sector turístico, empresas y trabajadores, miles de personas que ven como estas decisiones políticas de Pedro Sánchez, que Susana Díaz defiende, les perjudican gravemente”.

Por ello, ha concluido exigiendo “una rectificación inmediata del Gobierno central” y reclamando al PSOE andaluz y a Susana Díaz que “en vez de amparar y ser la sucursal sur de Pedro Sánchez, defiendan de una vez a Andalucía”.