• El portavoz del Grupo Parlamentario Popular pide al resto de los grupos políticos que se animen a contribuir en el análisis y las propuestas que haga el Parlamento para mejorar la eficacia de la administración
• Cree que los trabajos estarían terminados antes del verano de 2022 e insiste en que el objetivo no es “revisar el pasado” ni convertirlo en una comisión de investigación de otros gobiernos anteriores

El portavoz del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Nieto, ha anunciado hoy que el PP arrancará el próximo período de sesiones, en el mes de septiembre, pidiendo la creación de un Grupo de trabajo sobre las auditorías que ha hecho el gobierno andaluz del sector público instrumental de manera que el legislativo contribuya así a “mejorar la administración pública y hacerla más eficaz”.

Nieto ha reiterado que el Grupo de Trabajo debe tener “vocación de superación”. “No se trata de mirar ni de revisar el pasado, no es una comisión de investigación a lo que hicieron los anteriores gobiernos, sino que se trata de analizar, debatir y hacer propuestas para que tengamos una administración eficiente y al servicio del desarrollo de Andalucía”.

En este sentido, emplazó al resto de partidos con representación parlamentaria a “colaborar” en dicho grupo, cuyos trabajos culminarían, según sus cálculos, antes del verano de 2022, con un informe de de propuestas. A los partidos de la oposición pidió “altura de miras” para abordar estas cuestiones que, destacó, son importantes y sobre las que, advirtió, “no se puede generalizar”, porque “ni todo es malo, ni todo es bueno”, dijo. “Tampoco tiene sentido criminalizarlo todo”, zanjó.

El portavoz popular explicó que preocupa especialmente la situación del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), donde han confluido los ex trabajadores de la extinta Faffe, los de las antiguas Unidades Territoriales de Empleo (Utedlt), el personal de las escuelas consorcio, los promotores de empleo, del Plan Memta y la plantilla restante de las antiguas unidades de orientación, “parte de todo ese sector instrumental que creó el PSOE de una forma anárquica, absurda y en algunos casos con dudosa base legal”.