•    Ana Mestre reitera la “gravedad” de los hechos investigados y las “sospechas” que genera la falta evidente de colaboración de la Junta con la Justicia

•    La UCO dice en un oficio que hay “una duda más que razonable” de que haya habido “simulación contable” para justificar un posible desvío de fondos públicos

•    La petición sobre las tarjetas llega tras descubrirse la existencia de 13 cajas con fondos en metálico para financiar gastos

•    La Junta tampoco aporta las auditorías completas que dos empresas hicieron de la gestión del a Faffeç

La vicesecretaria de Sociedad del Bienestar del PP Andaluz, Ana Mestre, ha exigido hoy a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que remita al juzgado la información que la Justicia viene requiriendo desde el año pasado sobre los pagos con tarjetas en la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe).

“Estamos hablando de ‘tarjetas black’, opacas, cuya existencia ha negado siempre el PSOE y de las que la Junta, ahora que han sido descubiertas, se resiste a dar los datos a pesar de que quienes están pidiendo esa información son la UCO y la Fiscalía Anticorrupción”, dijo.

Mestre insistió en que la presidenta de la Junta debe “colaborar con la Justicia” y aclarar cuántas tarjetas opacas hay en la Junta de Andalucía; quiénes tenían esas tarjetas; y qué gastos se han pagado con ellas.

La vicesecretaria del PP explicó que la UCO reclamó esos datos en junio de 2017, y que la juez, a instancias de la Fiscalía, lo reclamó el pasado mes de noviembre. En marzo de este mismo año la Fiscalía lo ha tenido que volver a recordar porque la documentación todavía no ha llegado al juzgado.

“A pesar de que desde hace años el PSOE asegura que no ha habido ni hay tarjetas en la Junta de Andalucía, resulta que en la fundación Faffe, investigada por amaños de contratos y enchufismo, sí había tarjetas de crédito. Y resulta que la UCO y la Fiscalía Anticorrupción llevan casi dos años intentando averiguar qué se hacía con esas tarjetas”, apostilló.

Mostró la “enorme preocupación” del PP ante la gravedad de estos hechos, que se enmarcan en la investigación que la Justicia está realizando para aclarar a dónde ha ido a parar el dinero de la Faffe. Sólo entre 2007 y 2009 la fundación recibió 135 millones en subvenciones de la Junta.

Ana Mestre recordó que el Partido Popular está personado en esa causa, sobre la que alertó de la “lentitud” y la “falta de colaboración de la Junta de Andalucía”

13 CAJAS CON FONDOS EN METÁLICO

En el transcurso de su investigación la UCO ha descubierto que la Faffe tenía al menos 13 cajas con fondos en metálico para financiar gastos: cuatro cajas en la sede central de la fundación y una caja en cada una de las nueve gerencias. Por ello la Guardia Civil solicitó a la juez en julio de 2016 que reclamara a la Junta toda la documentación relacionada con la gestión de esos fondos (tickets, facturas, estadillos o saldos).

Tal y como consta en el oficio remitido por la UCO a la juez, existe “la duda más que razonable” de que haya habido “una simulación contable” para justificar un posible desvío de fondos públicos. La Fiscalía Anticorrupción también pidió a la juez que accediera a la petición de la UCO.

En este sentido, Mestre explicó que “casi dos años después, la UCO aún no ha recibido esa información porque el Juzgado no ha atendido aún la solicitud de los agentes”.

Entre las solicitudes que la Fiscalía, la Guardia Civil y la juez están requiriendo a la Junta de Andalucía también están las auditorías que las empresas Deloitte y ATD hicieron de la gestión de la Faffe, sobre las cuales, reveló la vicesecretaria del PP Andaluz, “la Junta ha tenido el descaro de enviar solamente varios apartados de la auditoría de ATD”.

La Junta también niega copia de esas auditorías al PP, que ha pedido la documentación en el Parlamento Andaluz, una “actitud sospechosa”, a juicio de la dirigente popular.

“Susana Díaz tiene que colaborar caiga quien caiga”, dijo Mestre, quien indicó que el PP “estará vigilante” tanto en los juzgados como en la Cámara Autonómica.

LA FAFFE, UN ESCÁNDALO BOCHORNOSO

Ana Mestre recordó el caso de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), una “fundación mastodóntica” que ha protagonizado un “bochornoso escándalo de corrupción y clientelismo” que investiga el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla.

Afirmó que se trata de “un ejemplo más del despotismo con el que el PSOE gobierna en Andalucía para generar una red clientelar en torno al gobierno socialista repartiendo dinero de manera arbitraria entre amigos y afines”, tal y como ha ocurrido, subrayó, con el caso ERE.

Recordó que entre los últimos escándalos publicados en relación con la fundación está el del avión que la Junta donó a Faffe para impartir formación en cursos aeronáuticos y que acabó desmantelado, inutilizado y regalado a un ayuntamiento socialista para adornar una rotonda.

El gobierno socialista en la Junta liquidó la fundación en el año 2011, “justo cuando estalló el caso ERE”. “Quizá pensaba que así podría tapar un escándalo que finalmente ha acabado viendo la luz”, aseveró.

Dijo que el PP está personado en la causa para “defender los intereses de los ciudadanos”. “Estamos personados en esa causa, pidiendo que se investigue hasta el final, que se determine la cuantía del dinero defraudado, que se recuperen los fondos y que los responsables paguen”, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: