• Pese a la gravedad de la situación y la eficacia en la gestión que precisan estos pacientes en su tratamiento, hay una lista de espera de 175 personas en la provincia
• El gobierno de Díaz mantiene embalados desde hace 13 meses dos de los aceleradores lineales donados por la Fundación Amancio Ortega que van destinados a los granadinos para estos tratamientos
• La Consejería acaba de adjudicar por importe de un millón de euros el servicio de radioterapia del Virgen de las Nieves a una empresa privada

El Partido Popular Andaluz ha alertado hoy de la grave situación por la que atraviesan los pacientes granadinos que deben recibir tratamiento de radioterapia ante los retrasos, la lista de espera y la falta de recursos puestos en funcionamiento por parte del gobierno de Susana Díaz.
La situación ha sido denunciada esta mañana en una rueda de prensa en Granada por la portavoz de Sanidad del PP en el Parlamento, Catalina García, quien ha estado acompañada por los diputados autonómicos de la provincia y por el presidente del PP granadino, Sebastián Pérez.
Los dirigentes del PP expresaron su “gran preocupación” ante la lista de espera para radioterapia, y denunciaron que la Junta de Andalucía mantiene “embalados desde hace 13 meses” dos aceleradores lineales donados por la Fundación Amancio Ortega para estos tratamientos.
Además, revelaron que, después de que durante dos años el gobierno andaluz haya negado el problema, haya hecho “oídos sordos” a los profesionales e incluso los haya acusado de “faltar a la verdad”, han adjudicado a una empresa privada estos servicios; algo que, a juicio del PP Andaluz, “da la razón a los profesionales y pone de manifiesto la ineficacia y la mala gestión del gobierno andaluz”.
El Partido Popular llevará este asunto al Parlamento Andaluz. “Es insostenible. Los profesionales y los pacientes que están dejando su salud por el camino merecen un respeto. No nos vamos a callar”, expresaron.
Los pacientes de oncología de la provincia de Granada disponen en la actualidad de tres aceleradores lineales para los tratamientos de radioterapia, pese a la grave situación de una lista de espera de 175 personas, cuando, dijo García, “no puede haber lista de espera para radioterapia”.
Explicó que la propuesta que los profesionales sanitarios granadinos trasladaron hace más de un año a la Consejería era llegar al primer trimestre de 2018 con cinco aceleradores. La Junta, sin embargo, hizo oídos sordos a esta demanda, lo que ha derivado en una “situación insostenible” para los pacientes.
Además, explicó la portavoz de Salud del PP Andaluz, hay recursos disponibles que el gobierno andaluz aún no ha puesto en funcionamiento. Están dos de los aceleradores donados por la Fundación Amancio Ortega a la Junta, uno de los cuales no estará operativo hasta el próximo verano. El otro, aclararon, ante el empeño de la propia Consejería de que se instale en el Hospital Virgen de las Nieves, tardará un año más en funcionar, al obligar a hacer obras en un búnker de dicho Hospital.
Se da la circunstancia de que el Virgen de las Nieves ya dispone de un acelerador, pero que dada la antigüedad del aparato “está ocasionando continuos problemas de averías y la consiguiente cancelación de citas”.
Catalina García explicó que uno de los aceleradores que la Junta mantiene embalados procedentes de la Fundación Amancio Ortega “ya podría estar prestando servicio en el Parque Tecnológico de la Salud (PTS), que sí dispone de un segundo búnker pero no de acelerador”.
Paralelamente, la Junta de Andalucía ha licitado el servicio de radioterapia del Hospital Virgen de las Nieves por un importe de 715.000 euros por ocho meses ó 1.216.180 euros si el servicio se presta durante un año. La licitación se ha hecho a través de un procedimiento negociado sin publicidad con una empresa privada, que será quien preste el servicio a través del concierto sanitario.
Para el PP es incomprensible que el gobierno de Susana Díaz se gaste un millón de euros en concertar el servicio de radiología mientras disponen de aceleradores que ya podrían estar en servicio, y que mantengan embalados estos aparatos cuando hay un búnker listo para albergar al menos uno de ellos.
Sebastián Pérez hizo referencia al “padecimiento” que vienen sufriendo los granadinos por la mala gestión de la sanidad pública que hace la Junta de Andalucía, “que ha sacado a 150.000 personas a protestar a la calle en tres convocatorias”. Denunció el “daño” a los profesionales sanitarios y a los pacientes, recordó que la “desfusión hospitalaria” hace más de de seis meses que debería estar culminada, y dijo que ante esta situación “ya tendría que haber habido dimisiones”.

A %d blogueros les gusta esto: