•    Tras la comparecencia del exchófer de Villén, “se evidencia cómo se usaban a los trabajadores de la Faffe para que llevasen a altos cargos a los prostíbulos, juergas y actos de partido”

•    Apunta que la negativa de Camas a comparecer es una muestra más del “boicot del PSOE al Parlamento” para intentar que no se aclaren “casos de enchufismo” en la Faffe.

Los portavoces del Grupo Popular en la comisión de investigación del Parlamento sobre la Faffe, Ana Vanessa García y Erik Domínguez, ha apuntado a que “los coches oficiales y las horas extras” de trabajadores de la extinta fundación “también sirvieron para pagar los vicios de los altos cargos socialistas y para ir a juergas, a prostíbulos e incluso a actos de partido”.

Así lo ha trasladado Ana Vanessa García tras la comparecencia del exchófer del que fuera director gerente de la Faffe, Fernando Villén, que ha admitido que llevó a su jefe “varias veces en el coche oficial” a los clubes de alterne y ha reconocido también “haber llevado un sobre con dinero para anular cargos en la tarjeta black de la fundación de la que disponían el alto cargo socialista” en un prostíbulo sevillano.

“Que los andaluces hayamos tenido que pagar los excesos de estos altos cargos socialistas y que además lo hayamos tenido que hacer también a costa de las horas extras de los trabajadores y con recursos públicos como los coches oficiales es una absoluta vergüenza y una falta de respeto a nuestra tierra, y dice mucho de lo que ha supuesto los últimos años del socialismo en Andalucía”.

“EL PSOE SIGUE BOICOTEANDO AL PARLAMENTO”

Por su parte, Erik Domínguez ha reprochado que el PSOE-A “siga boicoteando al Parlamento para intentar ocultar lo ocurrido en la Faffe e impedir que los andaluces sepan la verdad” después de que Francisco Camas, actual teniente de alcaldesa en Jerez, se haya negado a declarar en la comisión de investigación “por su presunta implicación en la trama de enchufismo en la Faffe”.

Domínguez ha aclarado que la comisión “dirime responsabilidades y cuestiones políticas, no penales”, lamentando así que el dirigente socialista se haya excusado en su procesamiento judicial para no declarar.

“Cuando uno no tiene nada que ocultar, lo bueno es colaborar”, pero ante la negativa de Camas, “nos quedamos sin saber cuáles fueron los méritos que tuvo para acceder a puestos como los que ostentó en la Faffe y en el Ayuntamiento de Jerez y cómo fue posible que alcanzara un cargo para el que no tenía formación”, recordando que, “pese a no tener cargo público, sí tenía cargo político yendo en las listas del PSOE” cuando fue contratado en la extinta formación.