• Ana Mestre: “Díaz “no puede mirar para otro lado, porque todas las denuncias de docentes sobre estos hechos se han producido durante su mandato”

• “¿Hasta qué punto se han instalado en el gobierno socialista las malas artes, la connivencia y la corrupción para que, tras reconocer la falsificación de un documento, todo siga igual?”, se ha preguntado

• “El nivel de exigencia de Ciudadanos con el gobierno de la señora Díaz ha sido cero, pero ahora le toca mover ficha”

La vicesecretaria de Sociedad del Bienestar del PP Andaluz, Ana Mestre, ha exigido este viernes a Susana Díaz en nombre del partido la destitución de la delegada provincial de Educación en Sevilla, de su antecesor en el puesto (actualmente, gerente de la agencia Idea en Sevilla) y de la directora general de Recursos Humanos de la Consejería, a raíz del caso de ‘enchufismo’ en el Polígono Sur de Sevilla que investigan los tribunales y del envío a la Fiscalía por parte de la Administración de un documento presuntamente falsificado.
Mestre ha mostrado su sorpresa por estos hechos, “sorpresa aún mayor cuando comprobamos que 48 horas después de que la consejera reconociera los hechos en el Parlamento no haya habido consecuencias de ningún tipo”. “Todos siguen en sus puestos, todo sigue igual. La señora Díaz no ha actuado diligentemente, debería haber destituido inmediatamente a la delegada porque algo tan grave tiene que tener consecuencias políticas. No puede ser que el máximo responsable de una consejería reconozca que se ha falsificado un documento y que no tenga consecuencias”, ha dicho.
Ana Mestre se ha preguntado “hasta qué punto se ha degradado el gobierno de la Junta para que ocurra esto, hasta qué punto se han instalado las malas artes, la connivencia y la corrupción para que, tras reconocer la falsificación de un documento, todo siga igual. Y la señora Díaz lo admite, y hasta lo verá hasta normal”.
La vicesecretaria de Sociedad del Bienestar ha afirmado que el PP Andaluz “va a llegar a las últimas consecuencias, porque no se puede degradar así a la Administración pública”. “Una Administración pública que falsea documentos no le puede pedir a los ciudadanos que cumplan con sus obligaciones y que paguen sus impuestos, porque no tiene legitimidad”, ha dicho.
Mestre ha señalado que Díaz “no puede mirar para otro lado, porque todas las denuncias de docentes sobre estos hechos se han producido durante su mandato”. “No tiene escapatoria, ¿a qué está esperando la señora Díaz? Los andaluces estamos hartos de las corruptelas, hartos de ver a dos ex presidentes sentados en el banquillo, y no vamos a pasar por alto estos hechos”, ha afirmado.
Mestre ha mostrado también su sorpresa por que ”Ciudadanos no haya abierto la boca y no le exija nada a Díaz”. “Ahora que PSOE y Cs están haciendo la pantomima del distanciamiento, y que quieren pasar de Romeo y Julieta al dúo Pimpinela, el señor Marín debería aprovechar para incomodar por una vez a Susana Díaz y reclamarle responsabilidades”, ha señalado.
Ana Mestre ha dicho que el nivel de exigencia de Cs con el gobierno socialista “ha sido cero, pero ahora le toca mover ficha”. “La connivencia ha sido el denominador común del apoyo de Cs a Díaz, pero el señor Marín tiene que ser consciente de dónde están los límites y no seguir prestándose a ese juego que sólo beneficia a una persona que se llama Susana Díaz. ¿Pretende seguir callado?”, se ha preguntado.
En cuanto a un posible adelanto de las elecciones, la vicesecretaria de Sociedad del Bienestar ha afirmado que Díaz “buscará el mejor momento para ella misma”, y que, con ese objetivo, “el guión de sus relaciones con Cs se va adaptando poco a poco para llegar a una posición de inestabilidad”. “Lo más sorprendente es que Cs entre en el juego y sea partícipe de esa estrategia, en una actitud bochornosa y lamentable de connivencia permanente”, ha afirmado.
Sobre la reclamación del gobierno socialista de que el Consejo de Política Fiscal y Financiera se celebre antes del 9 de mayo, fecha anunciada por Díaz para su comparecencia en el Parlamento de Andalucía, Mestre ha señalado que “las relaciones entre administraciones deben estar basadas en la lealtad institucional, pero ellos no dialogan, imponen”. “Sólo una semana después de la reunión con el presidente Rajoy, ella quiere imponer su propia agenda. Para Susana Díaz, la política es un juego en el que siempre quiere ganar”, ha afirmado.
Mestre se ha referido también a la ola de indignación generada por la sentencia de ‘la Manada’, y ha manifestado que debe generar “una profunda reflexión social porque las leyes no pueden estar ajenas a los sentimientos de los ciudadanos”.

A %d blogueros les gusta esto: