•    El Congreso aprobó un Informe en 2018 donde establecía propuestas para dar garantías laborales, administrativas y fiscales a los trabajadores de la cultura,

•    Entre las medidas pendientes de desarrollar está la protección de las profesionales de la cultura embarazadas o en período de lactancia”

•    Pilar Pintor, portavoz de Cultura, lamenta el voto en contra de PSOE y Adelante Andalucía, y subraya la importancia de este Estatuto para avanzar hacia un modelo estratégico para la cultura

El Parlamento de Andalucía ha acordado, a propuesta del PP, reclamar al Gobierno de España la puesta en marcha en esta primera mitad del año del Estatuto del Artista, un proyecto surgido de la necesidad de dar respuesta a todas las “complejas e inestables circunstancias laborales, administrativas y fiscales” que tiene el sector de la cultura y las industrias técnicas, ha explicado la portavoz de Cultura del Grupo Popular, Pilar Pintor.

La Proposición no de Ley, que se ha debatido esta mañana en la Comisión del Cultura del Parlamento, pide el desarrollo normativo de las medidas que se incorporaron en el Informe de la Subcomisión del Congreso encargada de elaborar este Estatuto del Artista. Dicho informe fue aprobado en septiembre de 2018, pero, tal y como ha señalado la portavoz popular, “ha quedado sólo en una declaración de intenciones”.

Pintor ha considerado “esencial” el apoyo al sector cultural, máxime tras estos meses de pandemia, y ha recordado que el pasado mes de diciembre el Senado ya propuso por “unanimidad” la puesta en marcha de las 75 medidas recogidas en el Informe del Congreso.

Sin embargo, tanto el Grupo Socialista como Adelante Andalucía han votado en contra de la iniciativa presentada hoy en la Cámara Autonómica.

La portavoz de Cultura del Grupo Popular explicó que, aunque algunas de esas medidas se han recogido en los dos reales decretos que se han promulgado en este tiempo, como el RDL 26/2018, relativas a la rebaja del IVA o de las cuotas de la seguridad social en tiempo de inactividad, “aún quedan por aprobar iniciativas importantes”.

Entre las medidas pendientes, citó la bajada del IVA a los servicios prestados por autores y creadores a productores y empresarios del 21% al 10%; la protección a la trabajadora cultural embarazada o en período de lactancia; o la reducción en cuatro puntos porcentuales en el IRPF a los rendimientos del capital mobiliario procedente de la propiedad intelectual cuando el contribuyente no sea el autor, entre otros.

“En la situación grave de crisis socioeconómica muy dañina para el sector, no podemos esperar un minuto más para dar una solución definitiva a las dificultades en materia de fiscalidad, Seguridad Social o de protección laboral”, concluyó.