• Los alumnos que aprueban en el mes de septiembre se incorporan a las clases hasta con dos meses de retraso que el resto de compañeros
• Sólo cuatro comunidades mantienen la prueba extraordinaria en septiembre
• El PP aprueba una enmienda de Adelante Andalucía para que quienes acudan a la convocatoria de julio reciban clases de apoyo

El Parlamento de Andalucía ha aprobado la Proposición No de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Popular en la que se insta al Consejo de Gobierno que, de acuerdo con la comunidad educativa y universitaria, adelante la convocatoria de la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (PEBAU) de septiembre a julio para permitir a todos los estudiantes matricularse antes del inicio del curso académico. La PNL ha salido adelante con el voto a favor de todos los grupos excepto el PSOE, que optó por abstenerse.

El diputado Ramón Herrera, portavoz de Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad del Grupo Parlamentario Popular, ha defendido la PNL y ha argumentado que los pasados días 11,12 y 13 de septiembre más de 8.000 alumnos realizaron las pruebas de acceso “cuando varias universidades andaluzas ya habían comenzado las clases del primer cuatrimestre”.

Así, concretó que hoy mismo se han dado las primeras listas de adjudicación para aquellos que aprobaron en la convocatoria extraordinaria “y no será hasta el sábado cuando se puedan matricular”. Además, “la segunda lista de adjudicación se conocerá ya entrado octubre y el plazo de matriculación no finalizará hasta el lejano 28 de octubre”, por lo que abogó por “la modificación de la convocatoria extraordinaria dado que ahora muchos de los estudiantes se incorporarán a las clases con uno o dos meses de retraso, algo que hará inviable en numerosos casos que puedan aprobar alguna asignatura en el primer semestre”.

El diputado por Almería también recordó que la prueba de septiembre tan solo se mantiene en cuatro comunidades (Andalucía, Aragón, Cataluña y Murcia) ya que la mayoría de las universidades ya se han adecuado a que las dos convocatorias de la prueba se celebren entre los meses de junio y julio. “Los alumnos que aprueban en la convocatoria extraordinaria parten en desventaja con alumnos de otras comunidades, dado que se encuentran con que la oferta de títulos con plazas es mínima”, lamentó Herrera.

Durante la defensa de la PNL, expuso que el Grupo Parlamentario Popular “se ha reunido con todos los rectores andaluces” que “de forma unánime han reclamado el adelanto de la convocatoria de la prueba extraordinaria de septiembre a julio”. “Una vez que desde la Consejería de Educación y Deporte se ha anunciado que los exámenes de septiembre de bachillerato se trasladarán al mes de julio, no existe impedimento alguno para hacer lo propio con la PEBAU extraordinaria”, explicó.

Además, el GPP ha aprobado una enmienda de esta PNL del grupo Adelante Andalucía en la que se propone desarrollar un plan de refuerzo educativo para los alumnos de segundo de Bachillerato para que los alumnos que suspendan la prueba en el mes de julio tengan más oportunidades en la convocatoria de julio.