• La autorización de gasto aprobada hoy por el Consejo de Gobierno para licitar plazas de dependencia corresponde al anuncio hecho el pasado 3 de octubre por Díaz, cuando afirmó que serían plazas para mayores en residencias
• Ana Vanessa García: “La consejera de Igualdad reconoció en el Parlamento que es un procedimiento administrativo que ‘relicita’ plazas ya existentes en el marco del nuevo modelo que recoge la Ley”
• “El gasto podría haberse autorizado hace meses, cuando Díaz fiaba la sostenibilidad del sistema de dependencia andaluz a los 4.000 millones de la financiación autonómica que reclamaba a Rajoy”

La portavoz de Políticas Sociales del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, Ana Vanessa García, ha acusado hoy a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de “volver a mentir” sobre el anuncio de aprobación de 15.000 plazas para dependencia en el Consejo de Gobierno de hoy, que finalmente ha consistido en una autorización de gasto para 12.520 plazas que salen de nuevo a licitación en el marco del nuevo modelo de concierto que recoge la Ley de Servicios Sociales.

García recordó que la propia consejera de Igualdad, María José Rubio, reconoció el 3 de octubre en la Comisión de Igualdad y Políticas Sociales del Parlamento andaluz que no se trata de plazas de nueva creación sino de la autorización de gasto por parte del Consejo de Gobierno para volver a concertar plazas ya existentes.

“Son las 12.000 plazas que hace dos semanas, el 3 de octubre, se anunciaron como nuevas plazas para mayores en residencias”, dijo García, quien consideró “vergonzoso” que la presidenta de la Junta “engañe haciendo una reventa propagandística y falsa de plazas que no son de nueva creación, sino que se someten a un procedimiento administrativo para ser licitadas de nuevo siguiendo los criterios de valoración del nuevo modelo de concierto que marca la ley”.

Además, dijo que la autorización de gasto “podría haberse hecho hace meses, cuando Díaz fiaba la sostenibilidad del sistema de dependencia en Andalucía a los 4.000 millones de la financiación autonómica que reclamaba un día sí y otro también al gobierno de Rajoy, y que dejó olvidados en el AVE de subida a Madrid el día que fue a reunirse con Pedro Sánchez”.

García denunció la “utilización vergonzosa de los mayores para hacer campaña electoral, jugando con miles de familias que viven con la esperanza de obtener una plaza de residencia que en muchos casos llevan esperando más de dos años”. “Es lamentable que el gobierno andaluz mantenga durante meses retenida una autorización de gasto para servicios sociales sólo para hacer campaña, concluyó.