• El PP pidió el pasado mes de junio visitar más de cincuenta infraestructuras sanitarias, pero sólo ha obtenido autorización para cinco hospitales y tres centros de salud

• El ‘veto’ ha provocado que el PP haya pedido amparo al presidente de la Cámara, una petición que volverá a repetirse

• Carmen Crespo anuncia que el PP ya ha solicitado la reunión de la Diputación Permanente para que la consejera de Salud explique en un Pleno Extraordinario el colapso de los hospitales durante el pico de gripe este invierno

• Critica el “daño a la imagen de los funcionarios” por la actuación de la Junta con las 35 horas

La portavoz del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, Carmen Crespo,  ha anunciado hoy que el PP ha pedido amparo al presidente de la Cámara ante el ‘veto’ que ha impuesto la Consejería de Salud para evitar que los diputados del PP puedan visitar infraestructuras sanitarias, un hecho que enmarcó en el “intento” de la presidenta de la Junta para ocultar la situación de colapso en los hospitales y centros de salud andaluces, especialmente durante los períodos de alta frecuentación de picos de gripe, o de cierre de camas y recorte de personal por el ‘Plan Verano’.

El pasado 19 de junio el Grupo Popular solicitó la visita de 25 Hospitales y 28 Centros de Salud, con motivo del ‘Plan Verano’. No obstante, hasta la fecha, el PP sólo ha obtenido autorización para visitar cinco centros hospitalarios y 3 centros de salud. Esta situación provocó que el PP ya pidiera amparo al presidente de la Cámara, pero al no haber recibido más autorizaciones por parte de la Consejería de Salud, y ante el colapso de los últimos días, coincidiendo con un período de alta frecuentación por el ‘pico’ de gripe, el Grupo Popular volverá a solicitar el amparo de Juan Pablo Durán.

“Nos ocultaron los efectos del ‘Plan Verano’, y ahora nos pretenden ocultar el plan invierno”, dijo Crespo, quien subrayó que tanto en los meses estivales como en invierno se dan “crisis previsibles”, que, sin embargo, “no se previenen” desde el gobierno andaluz.

“Los andaluces merecen una explicación”, dijo la dirigente popular, quien pidió explicaciones al gobierno de Díaz, entre otras cuestiones, sobre la contratación de los 600 profesionales anunciados por la Junta, a fin de saber “dónde se han ubicado y con qué tipo de contrato”.

Reiteró que parte del trabajo de los diputados en el Parlamento Andaluz en su labor de control al gobierno, es “ver las carencias en las infraestructuras y hablar con los profesionales”, así como denunciar la situación de colapso de las urgencias, la falta de camas, la situación de las listas de espera o los problemas laborales de los trabajadores del sistema sanitario público andaluz, a través del contacto directo con los mismos y de estas visitas.

Alertó de que entre las peticiones de visita a las que la Junta no ha dado autorización están los centros afectados por los procesos de fusión hospitalaria, como el Hospital Virgen de las Nieves en Granada o el Juan Ramón Jiménez en Huelva. En ambos complejos hospitalarios ha habido un importante repunte en la lista de espera quirúrgica.

DAÑO A LA IMAGEN DE LOS FUNCIONARIOS

Por otra parte, ante la polémica generada por el sistema aprobado por el Consejo de Gobierno para la aplicación de las 37,5 horas, Crespo reprochó a Díaz haber “utilizado a funcionarios y trabajadores públicos a su antojo para confrontar con el Gobierno de la Nación”.

Dijo que la actuación de la Junta para cumplir con la sentencia del Constitucional ha demostrado “improvisación” y una clara “intención política”, y que de este modo lo único que está consiguiendo el gobierno andaluz es “dañar la imagen de los empleados públicos”.

Carmen Crespo reclamó que las decisiones que se adopten para los empleados públicos andaluces deben tomarse “con ellos y no a sus espaldas”.