• Lamenta que la pelea entre Sánchez y Díaz tenga a los andaluces como rehenes y a Andalucía como campo de batalla
• “Díaz calla ante el atropello a los andaluces con la financiación autonómica”
• Anuncia que Juanma Moreno iniciará una ronda de reuniones con los representantes de los sindicatos, organizaciones empresariales y colectivos a los que se pidió opinión sobre el acuerdo de financiación

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Carmen Crespo se ha referido a la decisión de Pedro Sánchez de aplazar la reforma del sistema de financiación, a la vez que ha criticado que éste pague favores a los independentistas y a los radicales a costa de los andaluces.
Crespo ha afirmado que el PP no va a permitir que el enfrentamiento entre Pedro Sánchez y Susana Díaz salpique a los andaluces ni que el primero pague sus hipotecas con los nacionalistas y los separatistas a nuestra costa. “Para pagar favores a unos se los tiene que quitar a otros. Sánchez va a pagar los favores de la moción de censura a los radicales e independentistas a costa de Andalucía”.

En este punto, ha asegurado que este anuncio de Sánchez es un paso más de la guerra que tienen declarada con Susana Díaz, una guerra que, según ha dicho, “afecta a todos los españoles y de una forma especial a los andaluces”. “Sánchez y Díaz han cogido a los andaluces como rehenes y a Andalucía como el campo de batalla de sus enfrentamientos”, ha añadido.

Así, ha indicado que el anuncio de suspender ‘sine die’ la reforma del modelo de financiación supone una traición a los andaluces, a la vez que ha aseverado que no debemos olvidar en ningún momento que los responsables de que Andalucía tenga una sistema de financiación que no es justo ni que le beneficia la tienen los socialistas que fueron los que aprobaron el actual sistema junto con el apoyo de Esquerra Republicana.

“El anuncio de suspender la reforma del modelo de financiación ha sido la primera bofetada del Gobierno de la Nación a Díaz pero mucho nos tememos que habrá más por las venganzas que Sánchez hará a Díaz y que tendrá a los andaluces como víctimas”, ha agregado.

La popular ha hecho alusión al cambio radical de criterio de la actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que pese a haber defendido a capa y espada la necesidad de un nuevo modelo de financiación, fue poner un pie en Madrid, bajarse del AVE y cambiar su criterio a lo que se ha referido como la conversión de la alta velocidad. “Montero pasó de exigir un cambio en el actual modelo a hablar de prudencia”.

También ha desmentido las palabras de Montero y de la propia Díaz y ha defendido que a pesar que el PP no apoyó el modelo actual, el sistema de financiación funcionó mejor con Rajoy en el Gobierno que lo que lo hizo con Rodríguez Zapatero. Concretamente, ha explicado que con el  modelo del PP, Andalucía se mantuvo en la media de financiación con el resto de comunidades pero que a partir del 2009 que entra en vigor el modelo de Zapatero nuestra comunidad  recibe una financiación inferior a la media durante todo el período de aplicación.

De esta forma, ha recordado que el Parlamento andaluz aprobó con 101 votos un acuerdo para conseguir la financiación que nuestra comunidad necesita y que es de 4.000 millones de euros por lo que ha lamentado que Sánchez haya traicionado la voluntad de los andaluces expresada contundentemente por el Parlamento.

“Un Gobierno presidido por el mayor enemigo de Susana Díaz no puede ser jamás un Gobierno amigo de Andalucía”, ha sentenciado.

Crespo ha subrayado que Díaz ha buscado siempre cualquier elemento de confrontación con el Gobierno de Mariano Rajoy pero ha manifestado que “no nos cabe duda de que echará en falta la lealtad institucional que éste ha demostrado en todo momento con nuestra comunidad.”

La portavoz popular ha criticado que  Díaz haya pasado de la exigencia con el Gobierno de Rajoy al conformismo con el Gobierno de Sánchez. “Está rendida y sus palabras son dóciles”, ha dicho.

Finalmente, ha señalado que el PP andaluz no va a permitir que el enfrentamiento entre ambos salpique a los andaluces y ha anunciado que el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, va a iniciar una ronda de reuniones y contactos con los representantes de los sindicatos, las organizaciones empresariales y con todos los colectivos a los que se pidió opinión sobre el acuerdo de financiación. “Ellos fueron parte activa de aquel gran consenso y tienen derecho a decir qué les parece la decisión del PSOE de paralizar la reforma de la financiación”, ha concluido.