• “El Gobierno del cambio da una solución clara, eficaz y con garantías medioambientales a un problema endémico de los socialistas”
• “Se pone fin a un limbo jurídico y una maraña normativa; se permitirá a los propietarios acceder a servicios como luz y agua; y contribuirá al desarrollo territorial de Andalucía”

El portavoz parlamentario de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio del Partido Popular Andaluz, Juan Bueno, ha indicado que “restablecer la legalidad de las edificaciones irregulares era una necesidad urgente en Andalucía que por fin afronta un Gobierno andaluz dando una respuesta clara, eficaz y con garantías medioambientales a este problema endémico de los socialistas”.

Bueno ha explicado que “durante años, los gobiernos del PSOE han impedido el desarrollo territorial de Andalucía creando una verdadera maraña normativa y burocrática que ha provocado crecimientos descontrolados como el problema de las viviendas fuera de ordenación y otros como la lentitud en la aprobación de los PGOU de los municipios andaluces, que tardaban una media de nuevo años en aprobarse”.

Por esa razón, el parlamentario popular ha valorado la aprobación del decreto ley para la adecuación ambiental y territorial de las edificaciones irregulares en Andalucía, con la que “se pone fin al limbo jurídico creado por el PSOE y se da una respuesta clara a los propietarios que se ven afectados, que ahora podrán tener acceso a servicios básicos como el agua y la luz”.

Además de que “se controla ese desorden en el crecimiento que ha sufrido nuestra comunidad durante muchos años y se simplifica la normativa para mejorar el desarrollo territorial andaluz”.

“Andalucía necesitaba acabar con un problema endémico del PSOE que se han negado a solucionar de raíz, y que los gobiernos socialistas sólo han contribuido a agrandar con medidas tan parcheadas e ineficaces como la LOUA, por eso entendemos que en nuestra tierra hace falta una futura Ley de Urbanismo y Suelo como en la que ya trabaja la Junta”.

Mientras tanto, “la urgencia de tratar este problema es lo que ha motivado a crear un decreto ley provisional que se incluirá, y por tanto quedará derogado, en la futura Ley de Urbanismo y Suelo, y eso pone de manifiesto que ahora los andaluces tienen en su Gobierno autonómico lo que necesitan, un equipo que sí afronta de verdad los problemas reales y da respuestas eficaces que acaben con las incertidumbres que dejan los socialistas siempre allí por donde pasan”.

Bueno ha valorado igualmente que “este decreto ley no sólo da solución al problema de estas edificaciones irregulares, sino que también es una garantía para el medio ambiente, ya que dicha normativa contempla el proteccionismo del entorno”.