• El portavoz de Fomento del PPA asegura que es “un acto de responsabilidad que afecta a 320.000 familias andaluzas”
• “Las declaraciones de Susana Díaz demuestran su frivolidad e ignorancia sobre este asunto”

El portavoz de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio del Grupo Parlamentario Popular, Juan Bueno, ha destacado hoy que la convalidación del Decreto Ley para la adecuación ambiental y territorial de las edificaciones irregulares “es un acto de responsabilidad” de todos los grupos del Parlamento. “El Gobierno del cambio está resolviendo el problema de miles de andaluces que llevan padeciendo demasiados años un problema de vida y sin una respuesta clara y nítida del anterior Gobierno del PSOE”, ha afirmado.

Durante su intervención en el Pleno, Bueno ha recordado que este problema “afecta a 320.000 viviendas y por lo tanto, a 320.000 familias de Andalucía”, y ha resaltado que “como el PP había prometido siempre en las campañas electorales y en las reuniones con los afectados, este asunto era una prioridad para el Gobierno de Juanma Moreno y era de justicia resolverlo”.

Bueno recalcó al resto de grupos que “no se trata de una amnistía como se ha dicho para empañar el objetivo de la convalidación”, y lamentó que “La propia expresidenta, Susana Díaz, lo calificó así en unas declaraciones que denotaban frivolidad e ignorancia sobre este asunto”. “Tiene pinta de no habérselo ni leído”, remachó el diputado popular.

Con esta convalidación, insistió en que “queda muy clara la defensa por el Medio Ambiente del Gobierno del cambio ya que las situaciones de zonas protegidas o las cercanas a la costa quedan preservadas” al tiempo que recordó que “las zonas inundables necesitarán, como es lógico, actuaciones especiales”.

Por el contrario, insistió en la idea de que con los anteriores gobiernos socialistas “se facilito la proliferación durante décadas de casas sin licencias por falta de control y permisividad”. “Estábamos en un tiempo donde el tiempo medio de aprobación de un plan era de nueve años, y el plan especial de desarrollo eran otros dos. Ahora, en colaboración con los ayuntamientos, el problema se puede resolver entre trece y dieciocho meses”.

Bueno no olvidó tampoco como el ex presidente Chaves le echaba directamente la culpa a los alcaldes “eludiendo completamente su responsabilidad urbanística”. Igualmente, el decretó que convalidó Griñán en 2012 “en vísperas electorales” resultó ser “un auténtico fiasco porque no solucionó nada”. Igualmente, relato como las medidas y planteamientos de Susana Díaz como presidenta “tuvieron eficacia cero”.

Por todo ello, Bueno, felicitó a la consejera del ramo, Marifrán Carazo, porque “la convalidación es muy acertada dado que es imprescindible para miles de andaluces”, finalizó.