• La vicesecretaria de Sociedad del Bienestar del PP-A reclama a Díaz que rehabilite con urgencia el centro de menores de Estepona, abandonado por la Junta

• “Sánchez y Díaz arbitran mecanismos de urgencia para exhumar los restos de Franco, pero para la inmigración siguen de vacaciones”, ha asegurado

• Patricia Navarro: “La inmigración es una cuestión de estado, pero las consejeras fueron a la Conferencia Sectorial y se vinieron con las manos vacías”

La vicesecretaria general de Sociedad del Bienestar del PP Andaluz y parlamentaria autonómica, Ana Mestre, ha asegurado este jueves que Susana Díaz “ha puesto el cartel de ‘No molestar’ en la puerta de su apartamento de lujo y no quiere saber nada de la inmigración”, y ha asegurado que la gestión del asunto de los menores no acompañados “pone de manifiesto la falta de sensibilidad y de capacidad de su gobierno”.
Ana Mestre ha visitado esta mañana, junto a la secretaria general del PP de Málaga y también parlamentaria andaluza Patricia Navarro, el edificio del centro de menores de Estepona, actualmente cerrado y, como ha descrito el alcalde de la localidad malagueña, José María García Urbano, totalmente desmantelado como consecuencia del abandono al que lo ha sometido la Junta.
Mestre ha reclamado a Susana Díaz que apruebe con carácter urgente una partida presupuestaria para recuperar el edificio y que pueda volver a albergar a menores en un momento en el que, debido a la oleada de inmigrantes, los centros de Andalucía se encuentran desbordados.
“Este edificio es el ejemplo de los despropósitos lamentables de las políticas sociales del PSOE”, ha dicho Mestre, que ha recordado que la parlamentaria del PP Andaluz Esperanza Oña lo visitó en marzo pasado y advirtió de lo que finalmente ha ocurrido, su desmantelamiento como consecuencia del vandalismo. Ha asegurado que este centro no puede seguir cerrado “mientras hay menores que han estado retenidos en los barcos, en comisarías o durmiendo en pasillos porque los centros están saturados”.
La vicesecretaria de Sociedad del Bienestar ha mostrado la preocupación del PP Andaluz por la situación de los menores y también de los profesionales, “enfrentados a la precariedad, obligados a hacer frente a una avalancha sin los medios suficientes, sin sustitución de bajas ni vacaciones, con la ratio de los centro triplicada y cuatriplicada y con brotes de tensión”.
Mestre ha señalado que mientras “Pedro Sánchez está arbitrando mecanismos de urgencia para exhumar los restos de Franco, para la inmigración tanto él como Díaz están de vacaciones”. “Susana Díaz ha colgado el cartel ‘No molestar’ en su apartamento de lujo y no quiere ni oír hablar de inmigración”, ha dicho Mestre, que ha recriminado a ambos que, pese a pasar su vacaciones a pocos kilómetros de los puertos de llegada, no hayan acudido ni a expresar su apoyo a los voluntarios y el personal que trabaja en las labores de acogida. “Están ignorando a Protección Civil, a Salvamento Marítimo, a los cuerpos de seguridad del estado, están ignorando el drama humanitario y sólo hacen política barata”, ha asegurado.
Ha señalado que “Pedro Sánchez nos ha dejado solos a los andaluces después de provocar un ‘efecto llamada’ y Díaz sigue callada, sin reclamar los recursos necesarios”.
La secretaria general del PP de Málaga, Patricia Navarro, ha señalado que el centro de menores de Estepona debería estar siendo “un pilar fundamental en la acogida a los inmigrantes, y clama al cielo que esté abandonado cuando se necesitan plazas para menores”. Navarro ha dicho que la inmigración “es una cuestión de estado” y ha recordado que las dos consejeras andaluzas que acudieron a la Conferencia Sectorial “se vinieron con las manos vacías”.

A %d blogueros les gusta esto: