• “En lugar de aprovechar el congreso para pedir perdón a los andaluces, saca en procesión a Chaves y Griñán, que se van a sentar pronto en el banquillo”

• “Es el congreso del PSOE más perdido y enfrentado. Cuando un partido no sabe qué modelo quiere para el futuro de España, tiene un problema gravísimo”

El vicesecretario de Organización y Formación del PP Andaluz, Toni Martín, ha asegurado este domingo que la foto que va a quedar del congreso del PSOE de Andalucía que se celebra este fin de semana va a ser la de “la presencia de dos ex presidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, imputados por corrupción porque la señora Díaz no es capaz de cortar amarras con su pasado más oscuro”.

Toni Martín ha señalado que el congreso es “el reflejo del PSOE más perdido, dividido y enfrentado de la historia, porque cuando un partido no sabe qué modelo quiere para el futuro de España ni el papel que debe jugar Andalucía, ese partido tiene un problema gravísimo”.

Martín ha señalado que el PSOE es, en este momento, “un auténtico guirigay”. “La señora Díaz no ha superado el tremendo varapalo que le dieron sus compañeros, y el PSOE aparece como un partido destrozado, en el que se están ajustando cuentas, tirándose a la cabeza lo que debería ser lo más importante para una formación política, el proyecto de nación”, ha dicho.

Pero lo que a juicio del vicesecretario popular resulta “más grave y escandaloso” es que “la foto que nos vaya a quedar de este congreso es la de dos expresidentes de la Junta imputados por corrupción, que se van a sentar en el banquillo próximamente por macrocausas que han supuesto para el bolsillo de los andaluces más de mil millones de euros”.

“La señora Díaz no es capaz de cortar amarras con su lado más oscuro y de la historia del PSOE de Andalucía en sus 40 años y, en lugar de aprovechar el congreso para pedir perdón a los andaluces, se quita la careta y saca en procesión a Chaves y Griñán”, ha asegurado Toni Martín, que ha añadido que “del congreso va a quedar la imagen de la señora Díaz diciendo que se siente orgullosa de ser su heredera, para que todo el mundo sepa que su modelo de PSOE es el de Chaves y Griñán, es decir, el de la corrupción”.

Martín ha pedido “más respeto hacia los andaluces” al PSOE, del que ha dicho que es “un partido que se va podemizando y en el que cada comunidad autónoma va diciendo una cosa distinta en función de lo que le interesa electoralmente”

A %d blogueros les gusta esto: