• Reclama una reunión con los funcionarios públicos que asistieron al encuentro entre PSOE y Cs, que “no era una reunión de dos partidos políticos como dijo Díaz”
  • Exige diálogo sobre una “reforma fiscal de calado que nos lleve a la práctica eliminación del impuesto de sucesiones y a bajar el IRPF”

El presidente del Partido Popular Andaluz, Juanma Moreno, advirtió hoy en Granada de que Susana Díaz “se aísla de la calle” al vetar la participación del PPA y de las plataformas en el diálogo sobre el impuesto de sucesiones y donaciones. “No hay que aislarse de la calle como ha hecho el PSOE y muy especialmente la señora Díaz en los últimos años y si hay trabajos para hablar del impuesto queremos estar como principal grupo de la oposición y deben estar también representantes de la calle como son las plataformas que llevan mucho tiempo trabajando para quitar este impuesto injusto”.

Juanma Moreno, que asistió a la celebración del Corpus Christi en la capital granadina, afirmó que lo que le importa a la gente de la calle son cuestiones como tener dos hospitales completos en Granada tras “la chapuza que impulsó Susana Díaz” o quitar el impuesto de sucesiones. Por eso, dijo, “nos sorprende que estas reivindicaciones que salen de la calle no sean tenidas en cuenta por el gobierno andaluz”.

En este sentido, aseguró que “el PP representa la calle porque estamos en la calle, escuchamos a la gente y sintonizamos con sus deseos y sus preocupaciones”. Por este motivo, censuró el rechazo de Díaz a la petición que Moreno le realizó por carta para participar en el diálogo sobre el impuesto sucesiones.

El presidente del PP andaluz explicó que, frente al argumento de que se trataba de una reunión derivada del acuerdo de investidura, “nos hemos enterado de que había funcionarios públicos que pagamos todos los andaluces. No era por tanto una reunión de dos partidos políticos”.

Anunció que el PPA pedirá una reunión con esos funcionarios y tener acceso a los datos y la información “para entre todos hacer la reforma fiscal que necesita imperiosamente Andalucía”.

Reiteró la “exigencia” al gobierno andaluz para hacer entre todos una “reforma fiscal de calado que nos lleve a la práctica eliminación del impuesto de sucesiones, a bajar el IRPF, a hacer nuestra comunidad más atractiva a la inversión y más fácil para generar empleo y progreso y que los andaluces no paguemos más impuestos que el resto de los españoles”.

A %d blogueros les gusta esto: