Martín: “Díaz ha vuelto a colocar el cartel de ‘cerrado por vacaciones de Navidad’ en plena epidemia de gripe”

  • Denuncia “la incapacidad del gobierno para gestionar y tener la más mínima previsión ante una situación que se sabía que se iba a producir”
  • “Estamos ante nuevos recortes y tijeretazos encubiertos por una gestión irresponsable, que atenta contra el derecho de los andaluces a una atención digna”
  • La decisión unilateral de la Junta de dejar de dispensar 200 medicamentos en las farmacias nos puede costar a los andaluces 16 millones de euros
Martín: “Díaz ha vuelto a colocar el cartel de ‘cerrado por vacaciones de Navidad’ en plena epidemia de gripe”
08 - Enero - 2017





El vicesecretario de Coordinación Política del PP andaluz, Toni Martín, denunció hoy que “Susana Díaz ha vuelto a colocar el cartel de ‘cerrado por vacaciones de Navidad’ en la sanidad andaluza en plena epidemia de gripe y cuando están creciendo los problemas respiratorios en enfermos crónicos y niños”. Señaló que se trata de “un nuevo castigo al corazón del sistema sanitario, que son los usuarios y los profesionales” y achacó los problemas que se están produciendo a “la incapacidad para gestionar y tener la más mínima previsión ante una situación que se sabía que se iba a producir”.

Martín aseguró que no está funcionando el Plan de Alta Frecuentación de las Urgencias y se refirió a las denuncias de los profesionales, los sindicatos y los propios usuarios que “están diciendo ya que hay límites que no se pueden rebasar”. Así, señaló que el sindicato Satse ha denunciado el colapso de las urgencias del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde han llegado a atenderse en Observación a 70 personas en un espacio previsto para un máximo de 48.

Este sindicato, agregó, habla de colapso generalizado del Hospital, al igual que del Infantil, o incluso del cierre de una planta de cirugía por vacaciones.

También se hizo eco de las denuncias de colapso en las urgencias del Hospital Carlos Haya de Málaga, donde a principios de esta semana los pacientes esperaban una media de diez horas para ingresar en planta a consecuencia de la falta de camas. Señaló que las Urgencias del Hospital Reina Sofía de Córdoba hay sin cubrir 5 bajas por enfermedad de médicos, así como una por maternidad, una por jubilación y una por renuncia.

El dirigente popular afirmó que la situación en la Atención Primara es “si cabe peor” y señaló que el Sindicato Médico Andaluz ha denunciado que la mayor parte de los centros de salud se han quedado al 50% y que ha habido centros cerrados centros por la tarde durante toda la Navidad. Asimismo, manifestó que “los Consultorios de pueblos pequeños se quedaban sin médico y enfermera durante varias horas porque tenían que atender a otros municipios”.  Como ejemplo, indicó que en Almería tres médicos atienden a una población de 150.000 habitantes en el centro histórico de ocho de la tarde a ocho de la mañana y en el CHARE Nicolás Salmerón un sólo médico atiende en este horario 120 urgencias

Martín denunció también que las contrataciones que se están realizando son al 50 y al 75 por ciento de la jornada, a lo que achacó “la excusa del SAS de que no encuentra médicos para hacer las sustituciones”.

“En definitiva –dijo- asistimos en Navidad, al igual que en verano, a las consultas cerradas y dirigiendo a los pacientes a otras, a citas duplicadas a la misma hora, y todo ello en época de alta frecuentación por la epidemia de gripe”. Aseguró que estamos ante “nuevos recortes y tijeretazos encubiertos por una gestión irresponsable, que atenta contra el derecho de los andaluces a una atención sanitaria digna”.

Afirmó que “cuando Díaz habla de la sanidad como la ‘joya de la corona’ debe referirse al recorte de las plantillas en más de 7.000 profesionales durante los últimos años, a no cubrir las bajas ni las vacaciones, a no ofrecer servicios mínimos sanitarios y a incumplir por completo la propuesta estrella de eliminar los contratos precarios”.

RECLAMACIÓN DE LAS FARMACIAS

Por otro lado, Toni Martín informó de que las sentencias contra el decreto del gobierno andaluz en 2010 por el que se dejaron de dispensar en las oficinas de farmacia de Andalucía un total 200 medicamentos, que pasaron a ser dispensados exclusivamente por las farmacias hospitalarias, “nos puede costar a los andaluces casi 16 millones de euros”.

“Esa es la factura, dijo, que los andaluces vamos a pagar de nuestro bolsillo más que previsiblemente por la decisión arbitraria, ilegal, y fruto del ordeno y mando que caracteriza la forma de gobernar del PSOE, incapaz de dialogar y de consensuar medidas con los diferentes sectores socioeconómicos de Andalucía”.

Recordó que en 2014 el TSJA dio la razón en todos los términos a la demanda contra esta medida de la Confederación de Empresarios de Oficinas de Farmacia de Andalucía y más tarde a Farmaindustria y al Colegios de Farmacéuticos. La sentencia del TSJA, que declaró ilegal la medida por tratarse de una competencia estatal, fue ratificada por el Tribunal Supremo en marzo de 2016, que además condena al SAS a pagar las costas.

Martín explicó que “en los cinco años y medio en los que las oficinas de farmacia no han podido dispensar estos 200 medicamentos se ha producido un lucro cesante, que ahora están ya reclamando de forma individual las farmacias de Andalucía”. Señaló que tienen plazo hasta el 1 de marzo para realizar una reclamación patrimonial para la que cumplen todos los requisitos, perjuicio por acción de la Administración, y que la decisión de la Administración haya sido declarada ilegal, por lo que “es más que posible que la justicia estime su reclamación y les dé la razón, obligando a la Junta de Andalucía a pagar a las farmacias ese beneficio que han dejado de percibir todos estos años”.