• “El Impuesto de Sucesiones y Donaciones dificulta el relevo generacional y pone en riesgo miles de empleos en las explotaciones agrarias”, ha dicho

• “La moción de censura de Marbella, si se lleva a término, servirá para restituir la voluntad de los marbellíes, expresada con claridad en las urnas”

El portavoz de Agricultura del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía y presidente del PP de Huelva, Manuel Andrés González, ha asegurado esta mañana que Susana Díaz “es la plaga del campo andaluz” y la ha acusado de mantener el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, “un impuesto injusto que dificulta el relevo generacional y que pone en peligro miles de puestos de trabajo en el campo”.

González ha señalado que el gobierno de Díaz “tiene abandonado el campo andaluz, porque después de casi cuatro décadas no se han dado cuenta de la importancia que tiene la agricultura para el desarrollo y la economía de Andalucía”. “Esto no lo dice sólo el PP, lo dicen diariamente los agricultores y ganaderos andaluces”, ha dicho Manuel Andrés González, que se ha referido a la manifestación convocada por las asociaciones agrarias el pasado julio en Granada y a la convocada para septiembre en Córdoba.

Ha asegurado que “Díaz y el PSOE castigan a los agricultores y ganaderos recortando año tras año los presupuestos de esta Consejería, que es la única que ha visto recortados sus presupuestos en los dos últimos años, hasta cerca de un 14 por ciento”. “Además de este recorte, ha dejado de ejecutar más del 50 por ciento de lo presupuestado, unos 271 millones de euros”, ha señalado. En opinión del PP Andaluz, “la señora Díaz está dejando morir al campo andaluz”.

González se ha referido al perjuicio que ocasiona en el campo el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, del que “son víctimas los ganaderos y los agricultores andaluces, pero no solo ellos: también son víctimas los trabajadores agrícolas porque cuando un agricultor no puede pagar este impuesto, también puede afectar a la continuidad de la explotación y, por tanto, a sus trabajadores”. “El Impuesto de Sucesiones no va contra los ricos, como quiere hacer ver la señora Díaz, sino contra los trabajadores y a las familias”, ha dicho.

El Impuesto de Sucesiones dificulta el relevo generacional en el campo, una circunstancia especialmente grave en Andalucía, donde uno de cada tres agricultores ha superado la edad de jubilación, y tan sólo uno de cada 20 agricultores tiene menos de 35 años. “Susana Díaz está castigando a los jóvenes y dificultando el relevo generacional, cuando debería estar haciendo justo lo contrario”, ha asegurado González.

El portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Popular ha recordado que, en 2016, la Junta sólo ha concedido ayudas a jóvenes agricultores a dos de cada 10 solicitantes, y que más de un tercio de las denegadas lo fueron por falta de disponibilidad presupuestaria. Ha exigido al gobierno socialista que “use los recursos propios de la Junta para fomentar el relevo generacional y que ni un solo joven que quiera dedicarse a la agricultura deje de hacerlo por falta de apoyo”.

Frente a esa actitud, ha recordado que el Gobierno de Mariano Rajoy ha destinado a Andalucía el 27% de los fondos repartidos en la última Conferencia Sectorial de Agricultura (32 millones de euros de un total de 123), y que la ministra de Agricultura acaba de anunciar 230 millones para obras de depuradoras que la Junta había sido incapaz de terminar.

“El Gobierno de Mariano Rajoy una vez más ha salido al rescate de la señora Díaz, por eso decimos que si Díaz es la plaga del campo andaluz, Rajoy el fertilizante”, ha dicho González, que ha garantizado que “desde el PP Andaluz vamos a seguir defendiendo los intereses de los agricultores y los ganaderos, vamos a seguir escuchando sus demandas y siendo su voz”.

En cuanto a la posible moción de censura en Marbella, González ha asegurado que, si finalmente se lleva término, servirá para “restituir la voluntad de los marbellíes”. “Los ciudadanos de Marbella dieron un mensaje muy claro en las últimas municipales, que su municipio fuera gobernado por el PP Andaluz. Contra ese mandato se produjo un pacto antinatura, en contra de la voluntad y los intereses del pueblo marbellí”, ha señalado González.

Ese pacto, ha dicho, “no tenía otro objetivo que quitar al partido más votado la hegemonía que le había dado la ciudad de Marbella, y ahora, si se culmina esta moción de censura, se va a restituir la voluntad del pueblo de Marbella y el daño que el PSOE le ha producido a esa ciudad”.

A %d blogueros les gusta esto: