• Lamenta que “cunda el nerviosismo” entre los dirigentes del PSOE a una semana de su congreso y entiende por ello que Cornejo “esté desesperado por hacer méritos”

• Recuerda al portavoz del Gobierno andaluz que “el mejor ejemplo de altanería lo tiene muy cerca” y que “la sede del PSOE está en San Vicente y no en San Telmo”

La secretaria general del PP Andaluz, Loles López, ha exigido hoy a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que cumpla con los empleados públicos andaluces “en lugar de utilizarlos como munición para su bronca diaria con todo el mundo”.

“La Junta de Andalucía presume de ser la primera empresa de la comunidad, pero es un patrón que trata muy mal a sus trabajadores”, ha señalado López, que ha recordado que la Justicia “no deja de condenar a la Administración que dirige Susana Díaz por conculcar derechos laborales y abusar de ellos”.

La secretaria general del PP Andaluz ha defendido que, “si a Díaz le preocuparan los empleados públicos no se habría convertido en la mayor incumplidora de los derechos de los empleados públicos, manejándolos a su antojo como si fueran sus siervos, y no los habría lanzado por delante en su confrontación con el Gobierno de España”.

“Una mala bronca es mejor que un buen acuerdo para Susana Díaz, que en eso es la campeona del populismo”, ha señalado López, para quien “el PSOE no soporta que el PP Andaluz y su presidente, Juanma Moreno, estén del lado de los empleados públicos y de los opositores andaluces, defendiendo sus derechos ante el juego sucio del PSOE”.

La secretaria general del PP Andaluz lamentó que “cunda el nerviosismo” entre las filas socialistas ante el congreso de la semana que viene “y la visita de su jefe nacional para pasar revista”. “Entiendo que el señor Cornejo esté desesperado por hacer méritos, pero no es agradable verlo en esta situación porque el mundo no se acaba en siete días”, señaló López, que, no obstante, le pidió “rigor y respeto”.

Asimismo, recordó al portavoz del Gobierno andaluz que “la sede del PSOE está en San Vicente y no en San Telmo”, si bien entendió que asuma el papel de “mamporrero”, porque “cuando no hay gestión que vender ni proyectos que explicarle a la ciudadanía, la única manera de pasar el rato es criticando a los demás”.

“De todos modos, si está buscando un ejemplo de indolencia y altanería, no tiene que mirar muy lejos porque el mejor exponente lo tiene muy cerca, en el despacho de la Presidencia de la Junta”, ha apuntado López.

A %d blogueros les gusta esto: