• Carmen Crespo presenta una iniciativa para bajar los tipos en la tarifa del IRPF un punto en cada uno de los tramos autonómicos

• La propuesta del PP incorpora nuevas deducciones autonómicas para rentas medias y bajas

• Miranda: “No vamos a parar hasta conseguir un sistema fiscal justo y no discriminatorio para los andaluces”

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Carmen Crespo, y el portavoz de Hacienda, José Antonio Miranda, han presentado hoy la Proposición de Ley que el PP defenderá esta tarde en el Parlamento, y que persigue una bajada de tipos en la tarifa autonómica del IRPF en un punto en cada uno de los tramos autonómicos.

El objetivo, apuntó Crespo, es acercar este impuesto al resto de comunidades autónomas y “avanzar en la convergencia fiscal” como “fórmula de mejora de la calidad de vida y de creación de empleo”.

Dijo que es una medida orientada principalmente a rentas medias y bajas, para las que incorpora nuevas deducciones sobre la cuota autonómica del IRPF por gastos como guarderías; enseñanza de idiomas extranjeros; estudios universitarios de los hijos fuera de la provincia de residencia; adquisición de libros de material escolar; y compra de material ortoprotésico no financiado por el SAS.

También se establece una nueva deducción para familias numerosas y para las madres trabajadoras. Además, se mejoran deducciones ya existentes vinculadas a la inversión empresarial, la creación de empleo y el fomento de la I+D+I.

Crespo dijo que la iniciativa sigue la orientación fiscal planteada por el PP en Andalucía tal y como ha sucedido con la defensa de la bonificación progresiva del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, para que los andaluces dejen de ser quienes más impuestos paguen de España. “Donde tiene que estar el dinero es en los bolsillos las familias y de los empresarios, para poder crear riqueza”, afirmó.

“Le pedimos a Susana Díaz que ya que ha vuelto a rastras a Andalucía baje el IRPF y bonifique el impuesto de sucesiones y donaciones”, dijo Crespo, quien criticó los “golpes de autonomismo” de la presidenta de la Junta, “un autonomismo que no ejerce día a día porque se dedica a echarle la culpa de todo al Gobierno de la Nación”.

Por su parte, José Antonio Miranda dijo que el PP andaluz “no va a parar hasta conseguir un sistema fiscal autonómico que sea justo y no discriminatorio,y que favorezca la inversión y el empleo”.

Explicó que entre los objetivos principales de esta iniciativa está mantener la progresividad del impuesto para que “quien tenga más, pague más” con tipos impositivos que irían del 0%para rentas inferiores a 12.000 euros al 47% a partir de 120.000 euros.

Además, destacó que la propuesta atiende a las circunstancias específicas y personales del contribuyente, gracias a la batería de deducciones destinadas a rentas medias y bajas.

También señaló dijo que la iniciativa fomenta la inversión empresarial con deducciones para quien invierta su capital en sociedades que creen empleo; y la consecuente reducción de la brecha fiscal al bajar un punto cada tramo autonómico del IRPF.

A %d blogueros les gusta esto: