• La Consejería de Empleo no puso medios de vigilancia pese a tener conocimiento del primer asalto a las instalaciones
  • Los liquidadores dan ahora la razón al PP Andaluz eximiendo a los trabajadores de acudir a su puesto de trabajo ante la evidente falta de seguridad

El PP Andaluz se ha hecho eco de las nuevas denuncias de los trabajadores del CIO Mijas, después de que en la madrugada de hoy miércoles se hayan producido, por segundo día consecutivo, robos y destrozos en las instalaciones, cuyo coste de construcción y equipamiento se elevó hasta los 27 millones de euros, inversión que alcanza hasta los 40 millones si se suma el coste de la formación.

La portavoz de Empleo del PP Andaluz, Teresa Ruiz-Sillero, ha puesto de manifiesto la pasividad demostrada por la Consejería de Empleo, que, pese a tener conocimiento de los primeros robos el pasado martes, no puso los medios de vigilancia necesarios para impedir el segundo asalto, en el transcurso del cual han desaparecido enseres de gran valor como equipos informáticos y pantallas de televisión.

Los liquidadores han comunicado ahora a los trabajadores que se encuentran exentos de acudir a su puesto de trabajo, dando así la razón al PP Andaluz, que lo pidió así en sede parlamentaria hace una semana. Ruiz-Sillero ha asegurado este miércoles que la Consejería de Empleo ha estado incumpliendo la normativa en materia de riesgos laborales, al obligar a los trabajadores a acudir a su puesto de trabajo en unas condiciones que no garantizaban su seguridad personal.

Ruiz-Sillero, junto a la también parlamentaria del PP Andaluz y vicepresidenta del Parlamento Esperanza Oña y el portavoz del PP-A en Mijas, Ángel Nozal, visitaron las instalaciones este pasado martes, donde fueron informados de la situación por parte de los últimos cinco trabajadores del centro de formación. Ese mismo día, los trabajadores, a los que la Junta adeuda 32 nóminas,  comunicaron los hechos a los liquidadores y a la Delegación Provincial de Empleo, y acudieron personalmente a las fuerzas de seguridad a interponer la correspondiente denuncia.

La Junta mantiene en absoluto abandono las instalaciones, lo que ha derivado en los robos y destrozos de los últimos días. El PP Andaluz hace responsable directo de esta situación al delegado provincial de Empleo, al director general de Formación Profesional para el Empleo y al consejero.

La autorización a los trabajadores para no acudir a las instalaciones es, en palabras de Ruiz-Sillero, una “solución transitoria que no debe retrasar una solución definitiva para la situación que vienen atravesando”. Esta decisión de los liquidadores es fruto de las denuncias del PP Andaluz durante la última comparecencia del consejero de Empleo, en la que Teresa Ruiz-Sillero advirtió de las posibles infracciones en materia de riesgos laborales y salud laboral en las que podría estar incurriendo la Junta.

En esa misma comparecencia, el PP Andaluz interpeló al consejero si se había abierto una inspección de oficio sobre estas circunstancias, sin que hasta el momento se haya dado respuesta. “El tiempo nos está dando, lamentablemente, la razón en cuanto a la situación penosa que atraviesan los trabajadores”, ha asegurado Ruiz-Sillero.

A %d blogueros les gusta esto: