Carmen Crespo: "Díaz traiciona al Estatuto al renunciar a la gestión del impuesto de Sucesiones"

  • "Está cada vez más cerca el día que Díaz le pida a Rajoy que asuma la Sanidad, debido a su incompetencia", ha dicho
  • "El gobierno de Díaz quiere convertirse en rentista: que el Ministerio gestione el impuesto y le dé el dinero"
  • "La Junta ha puesto en marcha un simulador con trampa a la medida de los intereses de Susana Díaz"
Carmen Crespo:
15 - Marzo - 2017





La portavoz del Grupo Parlamentario del PP Andaluz, Carmen Crespo, ha asegurado este miércoles que el intento de renuncia al impuesto de Sucesiones y Donaciones, anunciado ayer por el gobierno socialista, es un hecho inédito que confirma su "incapacidad para la gestión" y que supone "una traición al Estatuto de Autonomía".
"Es la primera vez en la democracia que una comunidad autónoma quiere renunciar a una competencia tributaria", ha señalado Crespo, que ha preguntado a Díaz si "esto significa que cada vez que tenga un problema como consecuencia de su incapacidad va a renunciar a una competencia" y  si "va a ceder también el tramo del IRPF, el más alto de España". "Cuando sea incapaz de dar respuesta a las reivindicaciones de las plataformas de la Sanidad, como está ocurriendo, ¿va a devolver las competencias de Sanidad al Estado?", se ha preguntado la portavoz parlamentaria del PP Andaluz.
Carmen Crespo ha señalado que, cada vez que tiene problemas, Susana Díaz "se lava las manos y apunta a Rajoy". Con este anuncio, "está traicionando al Estatuto y a la autonomía de Andalucía, y eso ocurre por su incapacidad de gestión y por su incompetencia probada", ha asegurado.
Crespo ha señalado que existe un clamor entre los andaluces para que el impuesto se bonifique. "La señora Díaz es la única culpable de que los andaluces tengamos que pagar por este impuesto. Si quiere bonificarlo, puede llevarlo al próximo consejo de gobierno", ha dicho.
La portavoz del Grupo Parlamentario del PP Andaluz ha pedido a Díaz que, "antes de irse, haga algo positivo en su gestión y quite este peso a los andaluces, porque renunciar a sus competencias es echar balones fuera".
Crespo ha recordado que el traspaso de este impuesto se materializó a través de una Ley Orgánica en 2009, durante el Gobierno de Rodríguez Zapatero, y que se hizo "con el aplauso del gobierno socialista de Andalucía".
"El gobierno de Susana Díaz quiere convertirse en rentista, intentando que el Gobierno de España gestione el impuesto y le dé el dinero", un planteamiento que considera "de patio de colegio". Crespo ha dicho que "está cada vez más cerca que la señora Díaz le pida a Rajoy que asuma la Sanidad ante su incompetencia".
En cuanto al simulador puesto en marcha por la Junta, Carmen Crespo ha destacado que lo primero que advierte el programa es que no tiene validez legal. Y es así, ha dicho, "porque ni ellos mismos se fían del resultado por si alguien reclama".
"Si tan bueno es, ¿por qué no lo admiten como prueba?, se ha preguntado la portavoz parlamentaria, que ha destacado que el programa "no compara los resultados con ninguna otra comunidad autónoma donde el impuesto es cien veces menor; no incluye las donaciones, que pagan desde el primer euro; no recoge el caso de que el heredero de la vivienda no conviva en los dos últimos años con el fallecido; y no recoge cuestiones subjetivas ni advierte del error de salto".
Se trata, ha señalado Crespo, de "un galimatías tremendo, un simulador con trampa hecho a la medida de los intereses de la señora Díaz", ha afirmado.
El parlamentario del PP Andaluz y portavoz en materia fiscal, José Antonio Miranda, ha puesto de manifiesto con tres ejemplos prácticos la elevada fiscalidad a la que se ven sometidos los andaluces con el impuesto de Sucesiones. Se da el caso, por ejemplo, de que dos hermanos a los que su padre hace una donación de 120.000 euros, a uno de ellos en metálico y a otro mediante una propiedad inmobiliaria, el primero de ellos no tributaría nada y, el segundo, más de 15.000 euros.